Pasar al contenido principal

Este detallado de un Lamborghini Veneno Roadster te va a subir el pulso

Casi 13 minutos de puro mimo hacia uno de los deportivos más especiales del Siglo XXI.
superdeportivo topaz limpiar coche jabon hiperdeportivo cuidado mantenimiento

Detallar un superdeportivo no es algo fácil y menos si lo haces con el mimo con el que tratan los vehículos las empresas especialistas. El detallado del Lamborghini Veneno Roadster por parte de los chicos de Topaz Detailing, en Reino Unido, es una auténtica obra de arte a la hora de limpiar un coche con mimo. ¿Eres de los que siempre tiene su coche impoluto? ¿Limpias tu coche tres veces por semana? Entonces este vídeo te va a tocar la fibra.

Posiblemente, este Lamborghini es uno de los coches deportivos más increíbles que jamás se han fabricado. Su diseño es súper afilado y tiene detalles por doquier, ángulos y recovecos imposibles que suponen un auténtico reto para poder limpiar con eficacia. Pero para eso, este vehículo, valorado en cerca de seis millones de euros, ha sido trasladado hasta las instalaciones de Topaz para poder ser limpiado con mimo y delicadeza.

El proceso arranca con una descontaminación total de la carrocería. En Topaz Detail empiezan por las llantas, los neumáticos y los pasos de rueda, que se limpian a mano, con gran delicadeza. Poco después se sigue el proceso en el resto de la carrocería. Con un pincel se van limpiando las partes más sensibles para poder llegar a todos los rincones de la carrocería.

 

 

Poco después se inunda la carrocería con una capa de jabón. Limpiar este coche es un reto especial porque hablamos de un descapotable sin posibilidad de equipar techo, por lo que el mimo y el cuidado ha de ser total para proteger el exclusivo interior, tapizado en cuero y alcántara, que luce este Lamborghini. Una vez cubierto, con un pincel se repasan de nuevo cada uno de los detalles que más se pueden ensuciar, como las manetas de las puertas o los retrovisores.

El coche, una vez aclarado, se vuelve a enjabonar, pero esta vez con el uso de un guante de lana de cordero, para un acabado perfecto. Las llantas quitan del vehículo y se preparan para recibir un tratamiento cerámico para repeler el agua y la suciedad. Con las llantas quitadas, se aprovecha para limpiar todo el arco de los neumáticos, incluyendo las pinzas de los frenos o la suspensión.

Para finalizar, el vehículo recibe un film plástico para proteger la pintura de la carrocería. Esto es algo recomendable en cualquier vehículo, siempre es una tarea delicada, pero en este coche, los responsables de su colocación se merecen un Óscar. ¡Menudo reto colocar un PPF en un coche con tantas superficies diferentes!

Este detallado del Lamborghini Veneno Roadster es una obra de arte de la limpieza de coches. El coche es una maravilla y su limpieza no se queda atrás. Vale la pena verlo con atención y, de paso, pillar alguna idea para poder limpiar mejor nuestro vehículo.

Y además