Dodge Challenger descapotable regresa tras 50 años de espera

Dodge Challenger descapotable
Foto del redactor Gustavo López Sirvent

Gustavo López Sirvent

Drop Top Customs se encargará de su transformación

Es oir nombrar o leer Dodge Challenger Convertible y los ojos se abren como platos. La historia de este coche hace el resto. Habría que remontarse a los modelos de 1970 y 1971 para recordar este muscle car descapotable, que tuvo como rivales al Ford Mustang o al Chevrolet Camaro. 

Aunque Dodge nunca estuvo convencido de construir un Challenger Convertible moderno de fábrica, han surgido varias compañías del mercado de accesorios para ofrecerlos a los clientes ansiosos desde el debut del automóvil. Para el año modelo de 2023, Dodge agilizará el proceso, haciendo que sea más fácil que nunca comprar un Challenger descapotable.

A partir de 2022, los concesionarios Dodge ofrecerán un proceso de transporte acelerado para modelos convertibles de terceros de una empresa llamada Drop Top Customs en High Springs, Florida. Esta compañía es la empresa carrocera convertible más antigua de Estados Unidos, por lo que se puede confiar en su calidad y artesanía.

El programa se abrió ayer e incluye los modelos Challenger de los años 2022 y 2023, incluidas las variantes R/T, R/T Scat Pack y SRT. Una vez que el cliente realiza el pedido, el concesionario se encargará de que el coche viaje directamente desde la línea de ensamblaje de Brampton en Ontario, Canadá, hasta Drop Top Customs para su capota convertible personalizada. 

Una vez que se complete la construcción, el vehículo se enviará al concesionario para una entrega tradicional.

La conversión incluye una capota blanda totalmente hidráulica, refuerzos estructurales para reducir la flexión de la carrocería y una luneta trasera de cristal con calefacción. Según las fotos, el maletero y el área de la cabina parecen en su mayoría libres de obstáculos.

“Mientras pisamos el acelerador hacia nuestro nuevo camino de rendimiento, Dodge también se está divirtiendo en esta vuelta del Challenger al mundo de los muscle car”, dijo Tim Kuniskis, director ejecutivo de la marca Dodge. 

"Qué mejor manera de conmemorar lo lejos que hemos llegado que hacer que sea más fácil para los clientes del Dodge Challenger crear una apariencia de convertible retro", agregó.

Debido a que esta es una conversión de terceros y no un esfuerzo de fábrica, el precio final, como podrás imaginar, no es barato. De inicio deberás desembolsar 25.999 dólares (25.564 euros), más el precio del Challenger. 

Eso significa que el modelo más barato será el R/T, a partir de 65.074 dólares (63.986 euros) (39.075 dólares -38.418 euros- más el precio de la conversión convertible). 

¿Quieres un SRT Jailbreak Convertible? Eso te costará 111.619 dólares (109.742 euros), casi el precio de un Corvette Z06 Convertible. Y eso suponiendo que el concesionario no cobre ningún recargo por el automóvil porque Dodge especifica "el precio final se negoció y se confirmó con el concesionario".