Pasar al contenido principal

¿En qué pensaba Carroll Shelby con este Dodge Shelby Omni GLHS?

Pequeño pero matón... Toda una referencia en los ochenta.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Dodge Shelby GLHS

A mediados de los años ochenta, Carroll Shelby sorprendió al mundo con un modelo muy particular llamado Dodge Shelby Omni GHLS (siglas que hacían referencia a 'Goes Like Hell'... o en castellano: ¡corre como el demonio!), aunque la denominación cambio durante los años.

La colaboración entre Carroll Shelby y Lee Lacocca, que en 1978 había tomado los mandos de Chrysler, dio como resultado la creacción de un coche compacto, sobre la base del Dodge Omni, capaz de ofrecer 110 CV de potencia gracias a su motor Dodge de cuatro cilindros en línea y 2.2 litros.

Sin embargo, este estaba equipado con frenos, ruedas y neumáticos Shelby. Pero no era suficiente para brillar: así que en 1985 le añadieron un motor Turbo I, que en este caso ofrecía 148 CV, y el coche pasó a llamarse Dodge Shelby Omni GLHT

No te pierdas: ¡A producción el arma secreta de Carroll Shelby!

Pero el gran cambio llegó en 1986, cuando Shelby compró las 500 unidades del GLHT, todas pintadas de negro, para crear el nuevo Shelby GLHS ('Goes like Hell - Some more). Es decir, que corría incluso más rápido que el demonio... 

Para lograrlo, Carroll añadió entonces el motor Turbo II de Chrysler, así como otros componentes nuevos como el intercooler o inyectores Bosch de flujo más alto, con los que se logró una potencia de 177 CV. 

Todos ellos eran transmitidos a las ruedas delanteras a través de un cambio manual de cinco velocidades A525. Le añadieron además ruedas exclusivas Shelby Centurion de aluminio fundido, neumáticos Goodyear Eagle Gatorback 205/VR50-15, volante de cuero y gráficos exteriores Shelby que le dan el toque final.

 

 

What was Carroll Shelby thinking? 🤔 . . . Was it money? Boredom? Loyalty to his friend Lee Iacocca from their Ford days? Maybe it was all three reasons why he agreed to lend his legendary name to this craptastic offering of American 80’s mediocrity. Look in fairness taking a standard hatch and partnering with a famous tuner to create a hot hatch is a fine idea... if you’re Renault. But if you’re Dodge, it’s just another bad idea in a very long line of them. However, the part that really made us laugh was that the GLH stands for “Goes Like Hell.” And with a Turbo II Inline 4 it probably does. The only problem is it looks like it too. Apparently Shelby built 500 of these monstrosities and this example is one of them. This one is No. 250 and has 23,000 original miles. It’s in good, unmodified condition and has had three owners from new—the second of which owned the car from 1988 to 2015. It has extensive paperwork, including the original factory window sticker and its original books and keys. You might be asking if we don’t like this car, why did we post it? The answer is simple: We wanted to know if the Chasers felt the same way 😎 _____________________________________________ 🚘 1986 Shelby OMNI GLHS 💯 No. 250 of 500 produced 📰 @Mecum_Auctions Indy Sale 📸 @Mecum_Auctions 💵 Estimate: $30,000 - $40,000 _______________________________________________ #classic #classiccar #collect #icon #classiccarchasers #carphotography #forsale #drivetastefully #shelby #turbo #musclecar #why #dodge

Una publicación compartida de Classic Car Chasers LLC (@classiccarchasers) el

 

Pero la imagen no era lo más importante, sino el hecho de que con todos estos cambios, Shelby consiguió que su pequeño compacto, en apariencia inofensivo, fuera capaz de rivalizar con modelos como el Porsche 944 o el Mazda RX-7

Una unidad 250 del Dodge Shelby Omni GLHS está ahora a la venta, así que si te sientes atraído por uno de los coches más atrevidos de Shelby está es tu oportunidad.

Tiene apenas 37.000 kilómetros y en 2005 le dieron un importante lavado de cara, cuando le repintaron, y desde 2011 ha permanecido como parte de una colección privada. ¿Su precio? Mecum Auctions estima que sea de entre 30.000 y 40.000 dólares (en torno a 30.000 euros). 

 

Lecturas recomendadas