¿Es tan caro el mantenimiento de un Ferrari como lo pintan?

A ver, que lleva un 'cavallino' en el frontal, tampoco esperes una ganga...

Mantenimiento Ferrari

Hoy, en nuestro apartado dedicado a las leyendas urbanas… un tema que seguro que llamará tu atención. Porque ya sabes que los coches del ‘cavallino rampante’ son caros, evidentemente, pero… ¿es igual de costoso el mantenimiento de un Ferrari?

Mantenimiento del coche para petrolheads en cinco pasos.

Al principio, no, ya que la marca incluye siete años de ‘sustento’ gratuito en el precio del coche, como explica Pedro de la Cruz, del concesionario oficial C. De Salamanca (Marbella), a Top Gear. Muy bien, pero, ¿qué ocurre a partir de entonces? “Si estamos ante un modelo sencillo, como un Ferrari 458, el importe puede estar en los 1.100 o 1.200 euros anuales”, explica. Por supuesto, siempre hablamos de un servicio oficial (insistimos)…

También es posible extender la garantía y con la misma cobertura: un cuarto y/o quinto año saldría por unos 3.500 euros para un modelo con motor V8… aunque esta cifra puede subir a los 11.000 si nos metemos en una opción bianual para un vehículo de los más altos de la gama, con un propulsor V12. “Asimismo, existe la garantía New Power, por unos 3.500 euros, cuando el coche tiene más de 5 años o quizá cuando se ha quedado sin ella después de los tres iniciales”, continúa De la Cruz.

¿Qué hay del resto de las operaciones incluidas en el mantenimiento de un Ferrari, como un cambio de aceite o de neumáticos? “Aquí depende de la llanta, las medidas, el tipo de aceite…”, nos dicen en C. De Salamanca. Así que acudimos a Daytonaracing/Taller Cartagena (se trata de la misma compañía), especialistas en el cuidado de coches de lujo. Cuentan con su propia cabina de pintura e incluso con una máquina de diagnosis para identificar los problemas de Ferrari, Porsche, Lamborghini, Maserati… En su web podrás encontrar las tarifas de sus servicios, en las que se señala cuándo se revisaron los importes por última vez; advierten que éstos “son lo más aproximados posible, teniendo en cuenta las últimas cotizaciones de los materiales”.

Así nos lo reitera Carlos Sánchez, el asesor especialista en la compañía italiana de estas instalaciones. “Aquí hay total transparencia con la mano de obra y las piezas”, asegura. Miman con orgullo los modelos más clásicos, así que elegimos como ejemplo un Ferrari Testarossa. El mantenimiento anual (aceite, líquido de frenos, regulación de la inyección, control de la correa de distribución, del estado de la batería, de posibles holguras…) sale por unos 570 euros más IVA (esta cifra puede variar al alza o a la baja en un 10%). Si hubiera que cambiar el embrague, por ejemplo, serían unos 2.300 euros. ¿El aceite? 250 euros más IVA. ¿Sólo hay que sustituir la Valvulina? En un Ferrari 348 costará 90 euros.

Como ves, se trata de importes altos, pero no son para echarse las manos a la cabeza, ni mucho menos. Hablamos del ‘cavallino’, hombre, ¿qué esperabas? Y, sinceramente, si te has comprado uno de éstos… ¿te preocupa lo que cuesta el mantenimiento de un Ferrari? Ajá, ya puedes mirar de forma condescendiente al resto de los simples mortales…

Foto apertura: Daytonaracing

Lecturas recomendadas