Este Ford Mustang ‘Ole Yeller’ es un homenaje a los cielos

Un GT350 único (y amarillo) rinde tributo a uno de los aviones más rápidos de todos los tiempos.

Los coches inspirados en aviones son tendencia en el sector; así lo demuestra este Ford Mustang. Efectivamente, nuestros amigos del otro lado del charco lo han vuelto a hacer: esta vez, con una interpretación sobre cuatro ruedas de uno de los cazas americanos más rápidos: el Ole Yeller P-15D Mustang. Muy oportunamente, está representado aquí por otro Mustang (¿casualidad? No lo creo…). Concretamente, el V8.

El vehículo de Ford es un homenaje por partida doble. Primero, honra al icónico avión amarillo, pero también al hombre que lo hizo volar, Bob Hoover. En los círculos de pilotos es una leyenda, principalmente por realizar piruetas invertidas y demás acrobacias locas, pero también por establecer el récord de vuelo más rápido en avión convencional de costa a costa de Estados Unidos -lo que consiguió en 5 horas y 28 minutos, allá por 1985-.

Con el fin de ofrecer un tributo adecuado a ambos, se pensó en un Ford Mustang. Pero no uno cualquiera, sino el GT350, un poco más macarra, aquí decorado en un agresivo color amarillo, con tiras negras y toques en verde, exactamente como el caza. También se ha tatuado ‘Ole Yeller’ sobre los pasos de rueda traseros, mientras que la bandera americana se sitúa en el frontal. Quizá hayas notado un insignificante aleroncillo en la zaga. Nos preguntamos si brindará las mismas posibilidades que en el P-51D Mustang y lo hará despegar.

Otras interpretaciones: Ford Mustang Sutton

El esquema en amarillo y negro para el Ford Mustang continúa en el interior; el primer color es para los refuerzos de los asientos, las costuras, el volante, los cinturones y la leyenda ‘Ole Yeller’ en las puertas. Pero lo más llamativo es el verde neón venenoso que ilumina no sólo el habitáculo, sino también la parrilla delantera y los bajos del coche. No habíamos visto algo así desde los años 90. ¿Pretenden que esta moda regrese?

Hemos de confesar que nos cabrea que la potencia de este Ford permanezca inalterada. El Ford Mustang GT350, con su motor 5.2 V8, de 526 CV y 581 Nm, no es conocido precisamente por estar falto de fuerza. Pero como edición especial, nos habría gustado ver un poquito más de empuje siendo llevado al tren trasero mediante su caja de cambios manual de seis marchas. Básicamente, porque quemaríamos rueda con más facilidad.

En cualquier caso, este Ford Mustang 'Ole Yeller' es único y se ha destinado a la subasta que se lleva a cabo en la gala Gathering of Eagles de la EAA (la Reunión de Águilas de la Asociación de Aviones Experimentales, en sus siglas en inglés). Sigue la tradición, que data de muchos años atrás, de ofrecer Ford Mustang exclusivos, todos ellos con temática de aviación, para causas benéficas.

En 2008, por ejemplo, vimos uno inspirado en un F22 Raptor. Un año más tarde, hubo otro en honor de los aeroplanos que lucharon en la Segunda Guerra Mundial. 2010 trajo el homenaje al SR17, mientras que en 2014 apareció el que casaba con el F-35 Lightning Edition II. El año pasado lanzaron el Apollo Edition, con 635 CV, que conmemoraba la misión espacial con el mismo nombre.

Con todos estos coches/aviones que acabamos de nombrar… ¿cuál te gustaría que fuera la siguiente combinación? Dínoslo en los comentarios.

Lecturas recomendadas