Pasar al contenido principal

Alguien se gastó 41 millones este fin de semana en un Ferrari

Y no nos extraña. Nosotros también lo hubiéramos hecho si tuviéramos una cuenta corriente tan generosa.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Ferrari 250 GTO by Scaglietti 1962

Cuando te gastas 41 millones de euros esperas en algo, ese algo tiene que ser muy especial: un Ferrari, por ejemplo. Pero no uno cualquiera, sino un Ferrari 250 GTO de 1962 que se ha convertido en el coche subastado más caro del mundo

No te pierdas: Los mejores Ferrari de los últimos 70 años

La subasta, a cargo de RM Shoteby's, tuvo lugar durante la 'Monterey Car Week’ y allí acudieron un gran número de posibles de pujadores. Finalmente, el martillo bajó en 44 millones de dólares (37,87 millones de euros al cambio), que con los impuestos se quedó en 48 millones (41,32 millones de euros).

Gracias a esto, los 32,81 millones de euros pagados por el Ferrari 250 GTO subastado en 2013 parecen irrisorios. Aunque ninguno de los dos alcanza los 68,86 millones de euros que el coleccionista americano David MacNeil pagó por otro 250 GTO a comienzos de año, aunque esto fue una acción privada y no una subasta. 

 

Fotos: RM Shoteby's

 

Ferrari 250 GTO by Scaglietti: así es el coche subastado más caro del mundo

El Ferrari 250 GTO vendido en Monterey es el chasis 3413 GT, el tercero de las 36 unidades fabricadas. En un primer momento, el vehículo fue utilizado como uno de los coches de pruebas de Ferrari y fue incluso conducido por el campeón de Fórmula 1 Phil Hill en la Targa Florio de 1962.

Ese mismo año, el coche consiguió también la victoria en el Campeonato Italiano de GT y fue el primero de su categoría durante la Targa Florio de 1963 y 1964. Total, que entre 1962 y 1965, logró un total de 15 victorias particulares y generales.

 

Ferrari 250 GTO by Scaglietti 1962

 

Y por si esto te parece poco, debes saber que el que ahora es el coche subastado más caro del mundo fue una de las cuatro mejoras de Scaglietti en esa época para la Serie II GTO/64. ¡Y solo siete de los 36 producidos recibieron esta carrocería tan distintiva! 

Por cierto, el coche pertenecía desde el año 2000 al jefe de arquitectura de software de Microsoft Greg Whitten y aunque no sabemos cuánto pagó hace 18 años por él, estamos seguros de que habrá hecho una gran fortuna con esta venta. 

Todo lo que debes saber sobre Ferrari está en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas