Pasar al contenido principal

Hay más Alpine nuevos que antiguos: ¿el alumno ha superado al maestro?

Alpine A110 moderno y clásico
Pues sí que ha gustado, sí...

Los coches deportivos están de moda. No todo van a ser vehículos que tienen el respeto por el medio ambiente entre ceja y ceja, que también. Pero los deportivos de hoy en día, además de eficientes, son divertidos y muchas veces accesibles económicamente. O por lo menos, no tan prohibitivos como hace unos cuantos años. Exacto, ese es el caso de nuestro protagonista de hoy, el Alpine A110. Un pequeño biplaza que despertó muchas expectativas, y que Alpine confirma que se han cumplido. Porque ya se han vendido más Alpine A110 del nuevo modelo que del antiguo en toda su trayectoria.

Ya hay más Alpine A110 nuevos que clásicos

Parece increíble que ya se hayan vendido más Alpine A110 nuevos que antiguos, pero así es. Cabe destacar que el clásico estuvo a la venta y fue producido entre los años 1962 y 1977. Ojo, 15 años, que se dice pronto. Y al nuevo modelo tan solo le ha hecho falta año y pico, aproximadamente, para llegar al mismo número de unidades matriculadas que su predecesor. Así lo ha anunciado la firma francesa en un tweet, en el que dice que el nuevo Alpine A110 ya ha llegado a la maravillosa cifra de 7.176 unidades construidas. Una cifra nada desdeñable.

Todo esto tiene un sabor más dulce todavía, como cuando se le echan virutas de chocolate a un helado con nata encima, sabiendo que muy pronto llegará el Alpine 110S. Un coche que representa la cúspide en lo que a deportividad se refiere en este modelo. Entre todas las mejoras nos encontramos con una puesta a punto más fina que en el modelo original, algunos añadidos estéticos que ayudan a diferenciarlo de este y lo más importante: una dosis extra de potencia.

Alpine fábrica

Por si no lo recuerdas, este pequeño coupé de dos plazas tiene un motor central trasero y un reparto de pesos prácticamente perfecto. Todo esto le hace tener un comportamiento envidiable, como te contamos en su día en la prueba del Alpine A110. Pero no solo es eso. También se ve ayudado por una caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones, y por un sistema de propulsión trasera que hace que, si tú quieres, sea una máquina de derrapar de manera controlada.

Para terminar con el repaso al Alpine A110 hay que hablar del motor sí o sí. Un maravilloso bloque sobrealimentado de 1.8 litros que entrega 252 CV y con el que este galo acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanza una velocidad máxima (limitada de manera electrónica) de 250 km/h. ¿La versión A110S? Pues añade 50 CV más al cóctel hasta llegar a los 292 CV. Un caramelito.

Buscador de coches

Y además