Pasar al contenido principal

El Honda NSX 2020 estrena un color de la primera generación

Llamativo y a la vez precioso, ¿no te parece?
Honda NSX

Seguramente no sea uno de los Honda que más se ven por la calle, pero el Honda NSX es uno de los coches deportivos más impresionantes de la última década. Un vehículo que no pasa de moda... ni desapercibido a pesar de que los años vuelen. Y mucho menos si la firma nipona nos regala algún caramelo de vez en cuando, como puede ser el nuevo color del Honda NSX. Se ha presentado aprovechando el Salón de Tokio 2020 y lo cierto es que nos encanta. Hace un guiño a la anterior generación del modelo y la marca japonesa demuestra que respeta su historia.

Honda NSX: un nuevo color amarillo

El Honda NSX está disponible a partir de ya con este icónico tono amarillo, al que se conoce oficialmente como Indy Yellow Pearl II. Un color que se utilizó también en uno de los mejores deportivos de Honda. Un cabrio muy molón. Sabes de cuál te hablo, ¿verdad? Exacto, del Honda S2000. Se agradece mucho que los fabricantes hagan referencia a su pasado con acciones como esta, y más si es en un deportivo tan original y excitante como el NSX. El Ferrari japonés, que le llamaban en tiempos.

¿Y por qué? Pues porque siempre ha ofrecido buscar un rendimiento y unas sensaciones de conducción parecidas a las de los modelos del Cavallino Rampante. No obstante, esta segunda generación tiene una personalidad muy marcada. Y eso que la primera entrega era un vehículo tremendamente característico, con un motor atmosférico V6 de más de 250 CV que era capaz de subir hasta las 8.000 rpm antes de cortar inyección.

Honda NSX detrás

El nuevo Honda NSX, a pesar de que tiene un planteamiento similar, está adaptado a los tiempos actuales. Así lo demuestra su sistema de propulsión híbrido con un V6 que desarrolla más de 500 CV. Va asociado a una transmisión automática de doble embrague y nueve relaciones, y teniendo en cuenta sus características su peso es muy contenido, ya que supera por poco los 1.700 kg. Esto, evidentemente, repercute en un comportamiento dinámico mucho mejor que si tuviera, por ejemplo, 300 kg más.

De todas formas, el Honda NSX es un coche realmente exclusivo, sobre todo por su precio, que en España ronda los 200.000 euros. Y tú, si pudieras tenerlo en tu garaje, ¿lo elegirías con su nuevo color Indy Yellow Pearl II?

Y además