Pasar al contenido principal

Koenigsegg Mission 500: algo muy gordo nos espera en Ginebra

Koenigsegg Jesko
¿Te dice algo ese '500'?

La relación entre Koenigsegg y el Salón de Ginebra 2020 siempre ha sido muy especial desde que la firma sueca de hiperdeportivos presentase su primer coche para clientes en la cita suiza en el año 2002. Se trataba del CC82, un superdeportivo que nos quitó el hipo en su día. Bueno, y ahora. Desde entonces las presentaciones allí han sido numerosas, y hemos visto desfilar a los mejores modelos de la compañía. En este 2020 la tendencia no va a cambiar, pero lo que sí será diferente es que el de este curso será muy especial. Se llamará Koenigsegg Mission 500, y ese 500 no está ahí de manera gratuita...

El Koenigsegg Mission 500, en Ginebra

Hablar de que tenemos por delante uno de los mejores coches deportivos de los próximos años y ligarlo al nombre de Koenigsegg Mission 500 es una garantía de seguridad. La marca escandinava sabe cómo hacer las cosas en este sentido. Y si no, mira al pasado con modelos como el Agera RS o el Jesko. Son impresionantes. Y precisamente en este último parece que va a estar basado el nuevo Mission 500. Toda esta información ha sido desvelada por los compañeros de The Supercar Blog, y la cosa pinta bastante bien.

El jefe de la compañía, Christian von Koenigsegg, ha dicho que tiene en mente una variante del Jesko que cumple a la perfección con lo descrito en la cartilla del Koenigsegg Mission 500. Lo único que necesita es instalar un paquete aerodinámico algo más trabajado y ya tendríamos un modelo nuevo. Si todo esto fuera cierto, lo normal es que debajo de sus entrañas veamos el motor V8 de 5.0 litros que ya monta el Jesko, lo que no sabemos es si con más de sus 1.600 CV y 1.500 Nm de par motor máximo.

Con el nombre del padre de Christian

Será un prototipo, pero ese '500' está ahí porque su principal objetivo es el de superar la barrera de los 500 km/h. Vamos, que si le pones alas podría incluso echar a volar. Esta velocidad supondría más de 300 millas por hora, una cifra increíble que vimos superar hace poco al Bugatti Chiron Super Sport 300 +. Así que poca broma. En cualquier caso, si lo nuevo de Koenigsegg es capaz de cruzar la línea de los 500 km/h dejará atrás al modelo de Bugatti en lo que se refiere a velocidad punta.

No obstante, hay rumores de que también habrá otros dos coches Koenigsegg en el Salón de Ginebra 2020, pero el Koenigsegg Mission 500 será el protagonista indiscutible. Y es que cuando tienes un vehículo que puede alcanzar esta velocidad, conseguir que algún otro modelo le eclipse, por muy bueno o bonito que sea, resulta complicadísimo. Estamos deseando verlo en Suiza.

Buscador de coches

Y además