Pasar al contenido principal

Lexus va a subastar el único LC 500 Convertible. ¡A por él!

Un one-off momentáneo que molaría ver al abrir la puerta del garaje. Y encima haces una buena obra.

El Salón de Los Ángeles 2019 fue el lugar elegido por Lexus para presentar el Lexus LC 500 Convertible, la versión sin techo del LC 500. Uno de los coches deportivos más elegantes que te puedes comprar ahora mismo. Y si tienes el dinero necesario para ello, te recomiendo encarecidamente que lo hagas, porque la firma japonesa acaba de ponerlo a la venta. Se trata de un one-off muy fugaz, pues es la primera unidad de producción que se ha construido de este coche. Por el momento no hay más, así que a cambio de unos cuantos (muchos) miles de euros te puedes convertir en un privilegiado.

A la venta el Lexus LC 500 Convertible

Este Lexus LC 500 Convertible será subastado, eso sí, este mismo viernes. Recibe el nombre de 'LC Inspiration Series Launch Exclusive 1 of 1', así que si te llevas el gato al agua tienes la seguridad de que no habrá nadie que tenga el mismo coche que tú. El '1 of 1' lo acredita. Como ya podrás imaginar, está basado en el Lexus LC 500. Sin embargo, hay unos cuantos detalles estéticos (además de la ausencia de techo, como es obvio) que te chivarán que estás ante uno muy especial.

Tiene una carrocería pintada en azul con algunos detalles cromados. Además, sus llantas de aleación son de 21 pulgadas y tienen diversas inserciones en negro brillante para contrastar. Dentro de las mismas nos encontramos con un sistema de frenos específico con las pinzas decoradas en azul. Por dentro, cuero blanco y más detalles en el mismo color de la carrocería (sobre todo en el salpicadero y en parte de los asientos), así como algunas partes acabadas en carbono.

La versión descapotable del LC 500

En donde el Lexus LC 500 Convertible no cambia es en su propulsor, pues cuenta con el mismo y maravilloso V8 de 5.0 litros que entrega casi 480 CV y un par motor máximo que supera los 530 Nm. Toda la potencia va directa al eje trasero a través de una caja de cambios automática de diez velocidades. Como colofón, el que acabe comprando este coche se llevará a casa, además de las llaves de su nuevo deportivo, un boceto del diseño enmarcado y un montón de fotos de la línea de producción.

A eso hay que sumar un documento firmado por el ingeniero jefe y el gerente de la planta donde se construye este coche. Y eso no es todo, pues también podrá aprender a manejar su coche, ya que la compañía le regalará un curso de conducción Lexus Performance Driving Experience con Scott Pruett. Y una estancia de tres noches en un hotelazo de Pebble Beach. Y una partida de golf para dos personas. Y creo que ya está. ¿Te parece poco? Al fin y al cabo, todo lo que se recaude con la venta de este coche irá a para a dos asociaciones benéficas, una de niños y la otra de veteranos.

Y además