¡Oh, no! Mercedes-AMG dirá adiós próximamente a los motores V12

Un símbolo de estatus que será historia muy pronto.

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes SL65 AMG Black Series

Pocas cosas pueden ser más interesantes que un Mercedes-AMG con motor V12. La relación entre Mercedes y los grandes motores de doce cilindros es larga y de éxito. Coches como el Mercedes SL 73 AMG, el Mercedes-AMG S65 o el legendario Pagani Zonda son buenos ejemplos. Un motor glorioso que ha significado lo más de lo más del fabricante alemán, un motor para marcar la diferencia respecto a tus vecinos.

Tener un Mercedes-AMG 65 es un símbolo de poder: en estos tiempos, las prestaciones entre la versión V8 y V12 prácticamente es idéntica, con pocos cambios, pero aquí entran en juego otros factores como el refinamiento, la sensación de fuerza brutal pero especialmente, la exclusividad. Solamente hay que echar un vistazo a los modelos donde actualmente se ofrece este motor: un Mercedes-AMG SL 63 es capaz de acelerar de cero a cien en 4,1 segundos. Un Mercedes-AMG SL 65 acelera en 4,0 segundos. El modelo V8 consume casi dos litros menos y apenas tiene 45 CV menos. ¿La diferencia de precio? El 65 es casi 100.000 euros más caro. ¿Justificado? El precio de la exclusividad.

 

Vídeo: Mercedes-Maybach G 650, 12 cilindros de Safari por África

 

La diferencia entre el V8 y el V12 cada vez es más pequeña y la verdad es que parece que pocos serán los fabricantes que mantendrán motores tan grandes en su gama: Ferrari ha dicho que de momento piensa mantener los V12 en sus deportivos más bestias. ¡Menos mal! Mercedes, hace un tiempo, dijo que todavía había espacio para ofrecer motores V12, pero ese discurso, de hace dos o tres años, ha cambiado drásticamente.

Tobias Moers, presidente de Mercedes-AMG, lo ha dejado muy claro en declaraciones a nuestros colegas de Car & Driver: “Eventualmente, los motores de 12 cilindros irán desapareciendo de la gama AMG.” Dejando muy claro que: “en la cúspide de nuestra gama encontraremos otro tipo de mecánicas.” No hace falta que el Sr. Moers entre demasiado en detalle sobre qué hará Mercedes-AMG para suplir ese hueco, parece claro: la electricidad será la responsable de llevar la potencia y el par de las mecánicas V8 a un nuevo nivel. Sí, Mercedes-AMG híbridos con potencias de 800 CV y un descomunal par de más de 1.000 Nm.

 

 

Parece posible que la actual generación de Mercedes-AMG sea la última en montar este tipo de propulsores, los actuales Mercedes-AMG S65, en versiones sedán, coupé y cabrio, así como el SL65. Queda por ver si el nuevo Mercedes Clase G montará algún motor V12 en su gama, algo bastante probable viendo la cantidad de gente que demanda este monstruo off-road con más de 600 CV bajo el capó. ¿O acaso este emblema clásico podría ser el primero en montar una versión híbrida del motor V8 AMG de cuatro litros y ser el primero de la nueva familia 65 AMG?

Todo son teorías, al menos de momento, pero parece claro que la única gama que parece que mantendrá vivo el motor V12 dentro del universo de la estrella será Mercedes-Maybach: el extra de refinamiento de un motor V12 moderno puede marcar la diferencia en el segmento de los coches más lujosos del planeta. ¿Eres fan de la exclusividad y de la fuerza bruta de las versiones 65 AMG? Si es así y tienes una montaña de dinero en tu casa (no tiene porque ser siempre en el altillo) ya puedes correr a tu concesionario Mercedes más cercano.


 

Lecturas recomendadas