Pasar al contenido principal

¿Merece la pena comprar un coche deportivo a día de hoy?

SUV off-road deportivo prestaciones
¿Quieres seguir disfrutando al volante o no?

No importa si hablamos de algunos modelos baratos y juguetones o de coches deportivos de varios cientos de miles de euros. A día de hoy los vehículos concebidos para el disfrute del personal están en jaque. Ya sea por la contaminación, por el coste de su mantenimiento o por las restricciones de los ayuntamientos de turno. Así que visto lo visto, cabe plantearse una pregunta importante. ¿Compensa actualmente comprarse un coche deportivo? ¿O es mejor sucumbir y acabar dándose por vencido? Yo lo tengo muy claro.

¿Compensa comprar un coche deportivo?

Mi respuesta es sí; sin miramientos. Sí y mil veces sí. Una de las cosas de las que más disfruto en la vida es de conducir coches potentes y que logren sacarme una sonrisa. Generalmente suelo preferir un bloque atmosférico unido a una caja de cambios manual y a un sistema de propulsión trasera. Pero tampoco te creas que le voy a hacer ascos a un V8 biturbo con tracción a las cuatro ruedas y una buena transmisión automática. El caso es disfrutar, y cada modelo tiene su encanto. Todo es encontrárselo.

Esa es la primera de mis razones para comprar un coche deportivo. La segunda es que ciertas restricciones no tienen por qué frenarte a la hora de hacerte con un juguete con cuatro ruedas. ¿Ah, no? Pues no. Siempre habrá días en los que puedas sacar tu capricho a pasear y aunque vivas en una gran ciudad con aglomeraciones y atascos, las carreteras secundarias de montaña perdidas y con multitud de curvas y los fines de semana son una estupenda combinación. La meteorología tampoco importa tanto.

Mazda MX-5

Eso sí, si tu caso es el de vivir en una población que tiene mano dura con este tipo de coches debido a la polución, lo lógico es que debas tener un coche principal que no sea ese. Sé que en este escenario los gastos se multiplican, y esta es la parte más negativa. Pero siempre podrás hacerte con un deportivo de segunda mano y con un coche nuevo más económico para acercar esos gastos a los mismos que si tuvieras solo uno. Es un pequeño sacrificio y hay muchas soluciones. Así que si quieres, puedes.

Además, lo más lógico es que tu coche deportivo no tenga tanto espacio ni sea tan polivalente como un compacto, una berlina o un SUV. Y si eres de los que tiene esa necesidad por la razón que sea, no te quedará más remedio que disponer de otro vehículo. Por último está la cuestión de la libertad personal de cada uno. Si un vehículo proporciona libertad, uno que además te divierta y te guste estéticamente todavía más. Así que por favor: no renuncies a ello y dejes que los coches deportivos mueran. Siempre hay alternativas. Siempre.

Buscador de coches

Y además