Pasar al contenido principal

El nuevo récord mundial de Koenigsegg se bate a sí mismo

Nos explican además cómo se ha gestado esta hazaña...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

Antes ustedes, el nuevo récord mundial de Koenigsegg. Sí, una vez más, el fabricante sueco ha sometido a uno de sus mejores soldados a una dura prueba para demostrar que no tiene límites ni miedo a sus rivales… a Andy Wallace, el piloto que rozó los 500 km/h con un Bugatti Chiron, tampoco.

Lo cierto es que con coches deportivos de la talla del Koenigsegg Regera, el híbrido con el que se ha logrado este nuevo récord mundial, las cifras no resultan tan impactantes, puesto que somos conscientes de que lograr velocidades tan elevadas es parte de su naturaleza.

Te interesa: Más detalles del récord del Bugatti Chiron que no debes olvidar

Pero lo realmente impactante es que los fabricantes estén buscando siempre como superarse. Y es que con este nuevo récord mundial, Koenigsegg se bate a sí mismo y al tiempo logrado por el Koenigsegg Agera RS en una carretera cerrada al público en Nevada (Estados Unidos) a finales de 2017.

Por entonces, el tiempo que necesitó el Agera RS para alcanzar el 0-400 km/h-0 fue de 33,29 segundos. Para el nuevo récord -establecido en 31,49 segundos, dos segundos más rápido que el anterior- se ha escogido como escenario el aeródromo militar de Råda (Suecia).

El piloto encargado de lograr el nuevo récord del Koenigsegg Regera ha sido Sonny Persson, que tardó 22,87 segundos en alcanzar los 400 km/h (recorriendo una distancia de 1.613,2 metros) y otros 8,62 segundos (o 435,26 metros) en detener al hiperdeportivo.

 

Récord Koenigsegg Regera

 

Para la compañía, la distancia total recorrida de 2.048,46 metros podría haber sido inferior a los 2.000 metros si se hubieran dado “mejores condiciones”. Y es que aunque la meteorología del día fue catalogada como perfecta, con sol y sin viento, la superficie de la pista no “era excelente para la tracción”, lo que obligó a Persson a esquivar baches y lidiar con bajos niveles de agarre. No nos cabe duda de que intentarán superarlo… 

 

Las claves del récord mundial del Koenigsegg Regera

Para Christian von Koenigsegg, jefe de la marca, “esta ha sido una buena oportunidad de demostrar las capacidades de la transmisión ‘Direct Drive’ del Regera”. Y añade: “Cómo el Regera solo tiene una marcha, tuvimos que usarla desde punto muerto hasta una velocidad máxima de 403 km/h limitada por rpm”. 

"El coche alcanza su velocidad máxima como si no hubiera un mañana, pero entonces no hay más marchas. Esto encaja con la filosofía del Regera, que es 'quien primero llegue a 400 km/h, gana'. Se ha priorizado la aceleración y la manejabilidad en el 0-400 km/h, ni más ni menos". 

Por tanto, la conclusión está clara: "El Regera puede y acelerará más fuerte que a esa velocidad que cualquier otro coche de producción conocido para nosotros". 

La compañía también ha querido destacar que el Koenigsegg Regera de récord era un coche de producción 100% homologado, "con todo su lujoso equipamiento y los asientos intactos"; tan solo le habían añadido una jaula anti vuelco y un arnés de cuatro puntos. 

Y además