Pasar al contenido principal

¿Tiene sentido gastarse 8 millones de euros en un Bugatti Centodieci?

Bugatti Centodieci
Hay manera de justificar un gasto tan desmesurado.

Por todas partes corre la noticia de que Cristiano Ronaldo se ha comprado un Bugatti Centodieci, el coche de los 8 millones de euros antes de impuestos. El coche deportivo más exclusivo de los últimos tiempos, del que solo podrán disfrutar 9 clientes seleccionados por la marca. Parece claro que estos 9 clientes top de Bugatti no tienen problemas de dinero, pero: ¿tiene sentido gastarse 8 millones de euros en un Bugatti Centodieci?

Te interesa: este es el primer prototipo del Bugatti Centodieci

El Bugatti Centodieci es el mejor ejemplo de la estrategia de Bugatti para ser rentable. No nos olvidemos que estamos ante un perfecto ejemplo de coche de marketing, ya que en realidad no es otra cosa que un Bugatti Chiron con otra carrocería, un buen discurso y una producción limitada. Tres cosas que a Bugatti le cuestan cuatro duros pero por las que cada cliente pagará unos 5 millones de euros.

¿Pagar 5 millones de euros por marketing?

 

 

¿Tiene sentido eso? Pues siento decir que sí, todo el del mundo. ¿Tiene sentido pagar 500 euros por una gorra de Dsquared? ¿Tiene sentido pagar 1 millón de euros por un reloj? Hay muchas cosas que no valen lo que cuestan y el caso del Bugatti Centodieci es un buen ejemplo. Ahora bien, el lujo es así y la exclusividad se paga a precio de oro.

Bugatti es la marca más lujosa del mundo del motor y una apuesta de Ferdinand Piëch que supuso unas pérdidas ingentes para Volkswagen. Sin embargo, con el Veyron ya descubrieron que la demanda por ediciones especiales era un hecho y que gracias a ellas la marca podía incrementar la factura casi hasta donde quisiese: siempre había coleccionistas a pagar más por una combinación de color llamativa y un buen discurso.

Y la verdad es que eran muy atractivas: aquí te dejo los Bugatti Veyron más especiales de la historia. Con el Chiron, la amortización de gastos de la época del Veyron fue a lo bestia. El propio Bugatti Chiron no fue sino una actualización del Veyron y eso hizo que con este modelo la marca ya empezase a ganar dinero. Sin embargo, Bugatti ha ido un paso más allá.

Divo, Cendodieci, etc

 

 

Bugatti ha descubierto que si además de cambiar la combinación de color, también cambias la carrocería entera, el producto puede aumentar todavía más su valor. El Bugatti Centodieci es el ejemplo perfecto: una carrocería inspirada en el Bugatti EB110 (buen discurso) y una producción super limitada a solo 9 coches, el Bugatti moderno más exclusivo jamás creado.

Ya no es tener una versión especial del Chiron, es tener un coche único. Y alcance de muy pocos. Dicho de otra manera: tener un Centodieci en el garaje es una cuestión de galones. De dejar claro quienes son los buenos clientes de la marca, una cuestión de prestigio. ¿Tiene sentido que cuesta 8 millones de euros? No, pero esa imagen, ese prestigio y esa exclusividad se pagan. Y si Bugatti ha dicho 8 millones es porque sabe perfectamente que incluso por esa cifra, habrá gente que se pegará bofetadas por él. ¡En el mundo hay mucho dinero!

Todo sobre Bugatti

Modelos de Bugatti más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además