OutRun en la vida real: sale a la venta un rarísimo Ferrari Testarossa descapotable

Ferrari Testarossa descapotable a la venta
Foto del redactor Sergio Ríos

El Ferrari Testarossa descapotable nunca existió como opción en los años 80, pero sí se fabricaron algunas unidades. Una de ellas acaba de salir a subasta.

Si creciste en los años 80 y te gustaban los coches entonces, es probable que te hayas gastado parte de tu paga jugando al OutRun en alguna máquina arcade. Aquel icónico videojuego estaba protagonizado por un coche inconfundible: un Ferrari Testarossa descapotable, algo que es casi imposible de ver en el mundo real… Hasta ahora, ya que hay uno a la venta.

En la casa de subastas RM Sotheby’s ha aparecido una curiosa unidad de este Ferrari, que realmente nunca se vendió así en su momento. Desde que fue lanzado en 1984 y hasta el fin de su producción, jamás se ofreció un Testarossa descapotable. Sin embargo, siempre hay excepciones.

Una de ellas tiene nombre: Gianni Agnelli. El entonces presidente de Fiat cumplía 20 años en el cargo y por ello se fabricó una unidad de este superdeportivo con carrocería descapotable. Más allá de esto, en teoría no era posible comprar una variante así de este coche. Al menos, salvo que pertenecieses a la realeza de Brunéi.

Al parecer, a finales de los 80 y principios de los 90, Pininfarina llegó a crear 7 adaptaciones del Testarossa con carrocería descapotable para la familia real de Brunéi. Cada uno tenía una combinación de colores distinta y, más allá de estos ejemplares, solo unos pocos clientes importantes pudieron tener la oportunidad de contar con algo similar en su garaje.

Sin embargo, ¿cuál es la historia de esta unidad en concreto? No es una muy emocionante, si somos sinceros. Como suele pasar con otros raros coches a subasta que os hemos mostrado anteriormente, este Ferrari Testarossa descapotable con el numerado EFG092 nunca ha sido registrado para circular y ha estado casi siempre expuesto.

De hecho, una vista a su odómetro confirma esta teoría, ya que solo tiene 413 kilómetros recorridos. En principio, durante casi toda su vida esta unidad ha estado expuesta y solo cambió su rutina en 2021, cuando fue enviado a dos fábricas en Italia para ser restaurado por completo.

Más de 177.000 euros gastados en la restauración

Así, en Pininfarina trabajaron en todo lo relacionado con la capota y la pintura, mientras que más adelante se actuó sobre el interior. En total, 94.300 euros fueron necesarios para llevar a cabo todo el proceso, pero eso fue solo el principio. Posteriormente, el coche se envió a Carrozzeria Zanasi, donde se trabajó en la mecánica y estética por 83.170 euros.

En este último establecimiento, se cambiaron componentes como el embrague y la bomba de combustible, así como todo el motor fue desmontado y restaurado. En resumen, un exhaustivo y caro trabajo para dejar esta unidad tal y como estaba al abandonar la fábrica en 1990.

Con todo, puede que este Testarossa descapotable sea uno de los ejemplares más impolutos que existen, así como uno de los más raros. Por ello, en la página de la subasta se estima que se podrían pagar entre 1.650.000 y 2.100.000 euros por él. ¿Aprovechará su nuevo dueño para conducirlo por carreteras costeras al más puro estilo OutRun? No, nosotros tampoco lo creemos…