Pasar al contenido principal

Los 10 peores superdeportivos jamás construidos

Peores superdeportivos fabricados

Los ricos también lloran... 

Preferimos ignorar que hay una lista de peores superdeportivos... pero realmente existen y son un claro ejemplo de que hay que saber hacer muy bien las cosas para traer al mundo deportivos exóticos, capaces y sobre todo, que hagan honor a su categoría. Esto, sin embargo, no quiere decir que no se pueda intentar.

Alfa Romeo Giulia GTA

Coches deportivos

Los coches deportivos nos hacen soñar despiertos: grandes prestaciones, promesa de sensaciones al volante, de una conducción sin igual. Los hay grandes, pequeños, bonitos, feos, caros y baratos. Pero todos ellos tienen en común una cosa: si merecen la pena, están aquí. ¡Sigue el link!

De hecho, nos parece muy valiente por parte de los constructores y estos superdeportivos fallidos son el claro ejemplo de que todos nos equivocamos. Sí, también los grandes protagonistas de la industria como Ferrari o Aston Martin y no solo nombres desconocidos y a menudo impronunciables, como el Mitsuoka que verás más abajo.

 

Weber Faster One (2008)

 

Peores superdeportivos

 

Esta monstruosidad suiza promete más de 900 CV y una velocidad máxima superior a 418 km/h. Dos problemas: nadie jamás ha conducido uno... y parece la interpretación de un BMW Z4 de la próxima pesadilla de Tim Burton. 

 

DeLorean DMC-12 (1981)

 

Peores superdeportivos

 

Parecía un superdeportivo, pero en realidad era un viejo y pesado Metro. Se movía propulsado por un V6 de Peugeot con 130 CV y era terriblemente lento: ¿qué te parecen 10 segundos para alcanzar los 100 km/h? Y no, no podía volar. 

 

Vector M12 (1995)

 

Peores superdeportivos

 

Uno de los peores superdeportivos jamás fabricados fue denunciado también por Jeremy Clarkson como "el peor coche del mundo". Era un Lamborghini Diablo reformado con la sofisticación de un mastodonte y la calidad de construcción de una tienda de campaña. 

 

Caparo T1 (2007)

 

Peores superdeportivos

 

Considerado un "F1 para la carretera", el Caparo y sus 582 CV conseguían completar el 0 a 100 km/h en tan solo 5 segundos. El problema es que la mayoría del tiempo no lo hacía, porque estaba averiado o en llamas. O ambas cosas. ¡Un rendimiento abrasador!

 

Panther 6 (1977)

 

Peores superdeportivos

 

Inspirado en el Tyrrell P34 (el monoplaza de F1 al que Jody Scheckter llamó 'pedazo de basura'), el Panther tenía un V8 biturbo de 8.2 litros y alcanzaba una velocidad máxima superior a 320 km/h, aunque nunca llegó a ser comprobado si esto era cierto. Difícil averiguar por qué... 

 

Ferrari 400 (1976)

 

Peores superdeportivos

 

¿Un Ferrari en la lista de peores superdeportivos? No debe confundirse con el 400 Superamerica de la década de 1950 (que era un as); el Ferrari 400 era un GT falso y el primer Ferrari con un cambio automático. Fue diseñado para atraer a los estadounidenses perezosos, pero nunca salió a la venta en los Estados Unidos. ¡Ups!

 

Aston Martin Virage (1989)

 

Peores superdeportivos

 

Fue concebido por a mediados de los años ochenta pero lanzado a principios de la década de 1990; el Virage era mediocre, estaba construido con muy mala calidad y, a pesar de costar más de 120.000 libras en su momento (más de 200.000 libras o 221.755 euros hoy), los faros eran prestados de un Audi 200.

 

Mitsuoka Orochi (2005)

 

Peores superdeportivos

 

Estaba inspirado en el Honda NSX pero no era ni tan rápido, ni tan atractivo. El Orochi tenía una potencia de 233 CV pero estéticamente se parecía a un vapeador intentando aspirar el viento. O algo así. 

 

Lamborghini Jalpa (1981)

 

Peores superdeportivos

 

En realidad no era un superdeportivo feo, pero se convirtió en la alternativa útil y asequible del Countach. Una especie de tiburón vegetariano y amigable... No se si entiendes el concepto. 

 

Jaguar XJ220 (1992)

 

Peores superdeportivos

 

Esta monstruosidad capaz de alcanzar los 350 km/h fue el más rápido del mundo en su día, pero el XJ220 podría haber sido mucho más. Los clientes dejaron sus reservas para un hiperdeportivo con motor V12 y tracción total. Terminaron con un V6 con tracción trasera. Y claro, algunos acabaron un poco molestos con este cambio...

Y además

Nuestros mejores vídeos