Pasar al contenido principal

La historia del Porsche 678. ¡El que nadie conoce!

Pero tranquilo, ‘tali-Porsche’, todavía no te cortes las venas.

motor 678 lujo avioneta deportivo 356 911

Como muchos otros manufactureros, Porsche no solamente ha soñado con los pies en la tierra, también ha hecho sus pinitos en el aire. El Porsche 678 no es ningún prototipo extraño de esos que tanto nos gustan (aquí puedes ver los mejores prototipos de Porsche), ni un modelo vendido exclusivamente en China. ¡Qué va! Nada más lejos de la realidad: es un motor de avión que pone sobre la mesa la herencia de Porsche en el aire.

La relación entre Porsche y la aviación se remonta a 1908, con Ferdinand Porsche como director técnico de la Daimler-Motoren-Gesellschaft. Su cometido era diseñar y desarrollar un motor de cuatro cilindros para el zepelín de guerra del Mayor Von Parseval del ejército de Austria. Tras este primer éxito, Porsche siguió fabricando motores de aviación durante muchos años, aunque como ya sabes, más tarde terminaría especializándose en coches de altas prestaciones.

 

 

Con el Porsche 356 ya sobre la mesa y con Ferry Porsche ya en la compañía, la empresa vio cómo posible vía de negocio la de los aviones recreativos y para ello, el pequeño motor de cuatro cilindros del 356 parecía la solución perfecta. En 1955, cuando el embargo sobre la producción propia de motores en Alemania terminó gracias al Tratado de París de 1954, Porsche fue uno de los primeros fabricantes en desarrollar este primer propulsor de aviación ‘Made in Germany’.

El resultado de este trabajo fue el motor 678 de Porsche, el primer motor de avión alemán desarrollado tras la Segunda Guerra Mundial y capaz de desarrollar entre 50 y 75 CV. El motor rápidamente convenció a los fabricantes locales con ejemplos como el Rheinflug RW-3, primer avión ligero alemán en producción tras la guerra, o el famoso Pützer Elster, el avión con el que se pretendía relanzar las fuerzas aéreas de la Alemania Federal.

 

Vídeo: así nació el nombre más famoso del automóvil. ¡911!

 

Poca gente conoce la historia de Porsche en la aviación y es por eso que numerosos aficionados a la aviación han intentado resucitar alguno de sus principales productos. El mejor ejemplo es el Pützer Elster B que recientemente se restauró con la colaboración del Museo Porsche y que ya surca los cielos. Es un avión muy raro, ya que a día de hoy tan solo existen 15 ejemplares registrados en la Oficina Federal de Aviación de Alemania. El modelo restaurado fue equipado más tarde con un motor más potente de origen Rolls-Royce, algo recurrente ya que los 52 CV finales que producía en el aire el motor Porsche 678/3 no era suficiente para algunos clientes. 

Algo que quizás mucha gente tampoco conozca es el proyecto Porsche PFM3200, un nuevo motor de avión basado en el seis cilindros en línea del Porsche 911 y que empezó sus test de prueba en septiembre de 1983. Gracias a sus altas prestaciones y a su ingeniería derivada de sus espectaculares deportivos, este motor conseguía reducir la media de consumo de los 50 litros por hora habituales hasta los 35 litros. 

 

avion aviacion engine 356

 

Poca gente relaciona Porsche con el mundo de los aviones y sin duda su papel, pese a ser discreto comparado con su relevancia en el mundo del automóvil, es clave para entender el origen y la filosofía de la marca. También es referente cuando hablamos de motores de aviación fiables, eficaces y eficientes, especialmente en la aviación deportiva. ¿Veremos próximamente otro motor de Porsche en algún avión moderno? Estaría bien mantener viva esta tradición, ¿no crees?

Lecturas recomendadas