Pasar al contenido principal

Así es el Cayman GT3 de M´s Machine Works: ¿el más extremo de todos?

¿El mejor método para mejorar un Cayman? Incrustarle piezas de 911...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Porsche Cayman GT3 de M´s Machine Works

Seas purista o no, estoy convencido de que cuando escuchas a alguien hablar sobre modificar un Porsche empiezan a chirriarte los dientes... y te entiendo. Salvo que quien se encargue de hacerlo sea un auténtico maníaco de la competición, se empeñe en hacer a su deportivo más rápido que un 911 y el resultado sea el Cayman GT3 de M´s Machine Works. Que es el monstruo que ves en la imagen superior, claro. 

¡El Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport llegará en 2019!

¿Cuál crees que es el mejor cohete de motor central que han creado jamás en Stuttgart? Es probable que estés pensando en el Carrera GT -un ilustre miembro de la saga Porsche Carrera- o en el Cayman GT4. Tus pasos siguen el sendero correcto, pero siempre hay alguien por ahí dispuesto a darle una vuelta de tuerca a los conceptos más interesantes que existen para hacerlos aún más salvajes, atractivos y, además, efectivos sobre la pista. Ha llegado el momento de presentarte a Takayuki Mizumoto. Él se encarga de liderar un equipo brutal dedicado a preparar las máquinas más monstruosas del campeonato Super GT nipón. Que no está precisamente pensado para vehículos lentos: hace unos años el MC12 de Maserati quiso formar parte de él y tuvo que quedarse con las ganas por ser demasiado lento. Más de un segundo por vuelta. Oh, sí. 

Sé que te mueres por saber más cosas acerca del Cayman GT3 de M´s Machine Works... y no pienso hacerte sufrir más con la espera: el aparato que puedes ver en la galería que sigue a estas líneas está creado sobre la plataforma de un S -generación 987- aunque, siendo sinceros, se podría decir que cualquier parecido con el modelo original es pura coincidencia. Y no solo por el frontal de 997 con sus añadidos aerodinámicos, su enorme alerón trasero o su suelo de fondo plano, no: también por la mayor anchura de vías, su interior desnudo para ahorrar peso -es 100 kg más ligero que un maldito GT4- o su espectacular motor bóxer de seis cilindros. ¿Adivinas su origen? No. Te aseguro que no podrías adivinar su origen. 

 

 

Para darle movimiento a este Cayman GT3 de M´s Machine Works el bueno de Mizumoto decidió en su momento introducir en su vano motor el bloque de 3,8 litros con seis cilindros opuestos del 997 Cup que, gracias a unas cuantas golosinas y un poco de cariño, eroga 456 CV. Su descomunal fuerza es transmitida a las ruedas posteriores -oh, sí- a través de una caja de cambios manual de seis relaciones que, además, está asociada a un diferencial de deslizamiento limitado. La suspensión no es la original, como ya te habrás podido imaginar. Y para calzar sus llantas se ha optado por neumáticos Advan de alto rendimiento. 

 

VÍDEO: y hablando de ahorrar peso... aquí los Porsche más ligeros de la Historia

 

¿Estás pensando en que una imagen tan brutal apesta a postureo? Te equivocas: en la pista de Tsukuba -que no es tan impresionante como la de Nürburgring pero también resulta bastante entretenida- el coche ha logrado firmar un tiempo de vuelta de 58,070 segundos. Que dichos así no resultan demasiado llamativos... hasta que te enteras de que el Nissan GT-R Nismo necesitó 1 minuto y 0,03 segundos. O que el 911 GT3 RS -prueba- hizo lo propio dos segundos más lento. Ahora te gusta. Y los planes de Takayumi son construir una unidad idéntica. Con el motor de un GT2. Empieza a frotarte los ojos, sí. 

 

¿Buscas coche nuevo? Aquí tienes todo el mercado...

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear