Pasar al contenido principal

El próximo Honda NSX podría ser eléctrico

El próximo Honda NSX podría ser eléctrico
Honda

¿Llega otro cambio de fórmula para el deportivo japonés?

Los planes de futuro de Honda han sido desvelados y parece que la electrificación jugará un papel importante en los futuros modelos de la marca. Sin embargo, entre esos coches nuevos destacan dos deportivos, lo que da lugar a una posibilidad: el próximo Honda NSX podría ser eléctrico.

Según ha presentado la marca, su idea es haber lanzado una treintena de coches eléctricos a nivel mundial para 2030. Diez de ellos se lanzarán en China y países como Estados Unidos recibirán dos SUV con esta propulsión en dos años, los cuales ya están siendo desarrollados en conjunto con General Motors.

El próximo Honda NSX podría ser eléctrico
Honda

No obstante, entre los vehículos que llegarán de la mano de la marca nipona se encuentran dos enfocados a las grandes prestaciones. Uno de ellos ha sido definido como un coche “especial” y el otro se ha denominado “buque insignia”, lo cual puede ajustarse mucho a la definición del Honda NSX.

Aún no hay nada confirmado al respecto, pero se trata de una teoría bastante plausible. De esta forma, el sucesor del deportivo asiático podría cambiar de nuevo de fórmula, pues en su segunda generación destacó por su sistema híbrido. En este caso, combinaba un motor V6 biturbo con tres motores eléctricos.

Sea como fuere, habrá que esperar para saber con seguridad si contaremos con un Honda NSX eléctrico dentro de unos años. Hay varias opciones, de hecho, ya que la compañía ha dejado claro que no se centrarán solo en este tipo de propulsión dentro de su estrategia de futuro. Tal y como apuntan, es necesario “un enfoque multifacético y multidimensional”.

El próximo Honda NSX podría ser eléctrico
Honda

¿Qué quiere decir esto? La idea es convertirse en una empresa neutra en carbono para el año 2050 y para ello apostarán por distintas alternativas. Por ejemplo, las baterías en estado sólido podrían jugar un gran papel, así como la creación de combustibles neutros en carbono para mantener los motores de combustión.

A esto se unirán otras tecnologías como las pilas de combustible para vehículos de hidrógeno destinados a transportes y el desarrollo de coches autónomos para la ciudad. En otras palabras, es la representación de la expresión ‘no poner todos los huevos en la misma cesta’. ¿Cuál será la mejor solución? Pronto lo sabremos.

Y además

Buscador de coches