Pasar al contenido principal

Así quiere Porsche dejar de depender de la gasolina y el diésel

5-diferencias-porsche-panamera-2021

Porsche cree que el desarrollo de los motores eléctricos no es lo suficientemente rápido como para satisfacer las necesidades de sus clientes, lo que le está llevando a investigar una opción alternativa al motor eléctrico: los combustibles sintéticos, que utilizan hidrógeno y dióxido de carbono como materias primas para obtener un hidrocarburo, utilizando energía para esa transformación.

"La movilidad eléctrica es una tecnología emocionante y convincente, pero tomado por sí sola, nos lleva a los objetivos de sostenibilidad a un ritmo menor del que nos gustaría", aseguró el responsable de investigación y desarrollo de la marca de deportivos alemana propiedad del Volkswagen, Michael Steiner, en declaraciones recogidas en su web.

Por este motivo, Porsche pretende impulsar su investigación en combustibles sintéticos o eCombustibles (eFuels, en inglés). "Es una tecnología importante, porque los motores de combustión seguirán dominando el mundo de la automoción por muchos años", afirma Steiner, para quien en ese escenario "los eCombustibles son un componente fundamental".

La compañía de deportivos, que está teniendo cierto éxito de ventas con su modelo eléctrico Taycan hasta el punto de tenerle que pedir trabajadores a Audi, tiene entre sus objetivos que la mitad de los vehículos que venda sean eléctricos en 2025, pero están convencidos de que la tecnología eléctrica pura no se adecúa en estos momentos a las necesidades de sus clientes. 

Leer más: Porsche está vendiendo tantos Taycans eléctricos que tiene que pedirle trabajadores prestados a Audi

"Nuestros coches se conducen por mucho tiempo, en nuestros modelos híbridos se mueven con energía eléctrica en distancias cortas, pero necesitan los motores de combustión para las largas", añade.

Porsche busca socios para construir plantas piloto de combustibles sintéticos

La compañía alemana está buscando socios que puedan construir plantas piloto y probar la viabilidad de una cadena de suministro de este tipo de combustibles. También tiene el reto de comprobar si este tipo de hidrocarburos funciona de forma correcta con sus motores. "Queremos ayudar con el proceso para que el combustible sea adecuado con motores de alto rendimiento", apunta el ejecutivo de Porsche.

El uso de este tipo de combustibles tiene dos problemas: en primer lugar su producción —que no obstante se considera climáticamente neutra, ya que captura CO2 para su producción, compensando el que desprende en los motores—, y en segundo término la ausencia de puntos de repostaje. 

Además, es un tipo de movilidad muy criticada por el movimiento ecologista, que considera que tiene poco sentido utilizar electricidad para producir combustibles o hidrógeno en lugar de emplearla directamente para alimentar vehículos eléctricos.

Porsche cree que el desarrollo de los motores eléctricos no es lo suficientemente rápido como para satisfacer las necesidades de sus clientes, lo que le está llevando a investigar una opción alternativa al motor eléctrico: los combustibles sintéticos, que utilizan hidrógeno y dióxido de carbono como materias primas para obtener un hidrocarburo, utilizando energía para esa transformación.

"La movilidad eléctrica es una tecnología emocionante y convincente, pero tomado por sí sola, nos lleva a los objetivos de sostenibilidad a un ritmo menor del que nos gustaría", aseguró el responsable de investigación y desarrollo de la marca de deportivos alemana propiedad del Volkswagen, Michael Steiner, en declaraciones recogidas en su web.

Por este motivo, Porsche pretende impulsar su investigación en combustibles sintéticos o eCombustibles (eFuels, en inglés). "Es una tecnología importante, porque los motores de combustión seguirán dominando el mundo de la automoción por muchos años", afirma Steiner, para quien en ese escenario "los eCombustibles son un componente fundamental".

La compañía de deportivos, que está teniendo cierto éxito de ventas con su modelo eléctrico Taycan hasta el punto de tenerle que pedir trabajadores a Audi, tiene entre sus objetivos que la mitad de los vehículos que venda sean eléctricos en 2025, pero están convencidos de que la tecnología eléctrica pura no se adecúa en estos momentos a las necesidades de sus clientes. 

Alfa Romeo Giulia GTA

Coches deportivos

Los coches deportivos nos hacen soñar despiertos: grandes prestaciones, promesa de sensaciones al volante, de una conducción sin igual. Los hay grandes, pequeños, bonitos, feos, caros y baratos. Pero todos ellos tienen en común una cosa: si merecen la pena, están aquí. ¡Sigue el link!

"Nuestros coches se conducen por mucho tiempo, en nuestros modelos híbridos se mueven con energía eléctrica en distancias cortas, pero necesitan los motores de combustión para las largas", añade.

Porsche busca socios para construir plantas piloto de combustibles sintéticos

La compañía alemana está buscando socios que puedan construir plantas piloto y probar la viabilidad de una cadena de suministro de este tipo de combustibles. También tiene el reto de comprobar si este tipo de hidrocarburos funciona de forma correcta con sus motores. "Queremos ayudar con el proceso para que el combustible sea adecuado con motores de alto rendimiento", apunta el ejecutivo de Porsche.

El uso de este tipo de combustibles tiene dos problemas: en primer lugar su producción —que no obstante se considera climáticamente neutra, ya que captura CO2 para su producción, compensando el que desprende en los motores—, y en segundo término la ausencia de puntos de repostaje. 

Además, es un tipo de movilidad muy criticada por el movimiento ecologista, que considera que tiene poco sentido utilizar electricidad para producir combustibles o hidrógeno en lugar de emplearla directamente para alimentar vehículos eléctricos.

Una información aparecida en Business Insider

Buscador de coches

Y además