Pasar al contenido principal

Renault Clio Sport o Ford Fiesta XR2i, ¿cuál era mejor?

utilitario deportivo compacto 80 90 altas prestaciones
Ligeros, potentes, asequibles...

Guerra de utilitarios deportivos, todo un clásico. Pequeños pero matones, lobos con piel de cordero que son capaces de salir de los semáforos como alma que lleva el diablo. Son ligeros, y son potentes. El Renault Clio Sport y el Ford Fiesta XR2i hace tiempo que nos dejaron, pero mantenían esa filosofía. ¿Cuál era mejor?

No te pierdas: Los 5 mejores Renault Clio Sport

Renault Clio Sport

renault clio sport

El Renault Clio, en su segunda generación, contó con una versión denominada Clio Sport, firmada por Renault Sport, que contaba con argumentos suficientes para enamorar a los jóvenes de entonces. Estuvo a la venta a principios de siglo y contaba, además de con un motor más potente, con un cuerpo de apariencia más deportiva.

El bastidor estaba completamente modificado. Y aunque su motor de 2.0 litros de cubicaje y unos 170 caballos de potencia puede parecer poco potente en la actualidad, lo cierto es que en aquello época era un mata gigantes. Tenía 200 Nm de par, conseguía completar el 0-100 km/h en unos 7,3 segundos y declaraba 220 km/h de velocidad máxima.

Ford Fiesta XR2i

utilitario deportivo compacto 80 90 altas prestaciones

El Ford Fiesta XR2i seguía el mismo principio, aunque se vendió antes que su enemigo en estas líneas. Estuvo a la venta en la mitad de la década de los noventa y causó igualmente furor entre los más jóvenes. Su estética era algo más comedida, con un interior espartano y pocas diferencias con el resto de versiones.

Pero bajo el capó estaba la clave, un motor de cuatro cilindros y 16v con 130 caballos de potencia. Tenía 162 Nm de par y estaba relacionado con una caja de cambios de cinco velocidades. Pesaba alrededor de una tonelada, un coche con el que podías acelerar hasta 100 km/h desde parado en unos ocho segundos.

No te pierdas: Conducimos los Ford Fiesta más rápidos

¿Cuál era mejor?

Ambos cumplían con lo que prometían. Eran coches asequibles, con una buena relación peso-potencia. Si bien, el Clio era más potente, más capaz gracias a sus CV extra. El Ford Fiesta era muy ligero, muy sencillo de llevar, pero no podía hacer nada en aceleración frente al francés.

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches