Pasar al contenido principal

Renault Espace F1: así nació la locura más cuerda de Renault

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Renault Espace F1

Ir al colegio nunca había sido tan rápido... 

Para entender el lanzamiento del Renault Espace F1 hay que pararse a pensar durante unos minutos. Cuando apareció, se acercaba el décimo aniversario del Renault Espace y obviamente, Renault quería celebrarlo de manera especial. Y es que antes de que existieran los monovolúmenes las familias numerosas tenían que viajar en coches separados y comunicarse por walkie-talkies, así que se merecía un reconocimiento por su aportación a la humanidad.

No te pierdas: Estos son los concept más arriesgados del S.XXI

Entonces se les ocurrió que vincular su superventas al exitoso esfuerzo de la Fórmula 1 era una buena manera de hacerlo. Podrían haber añadido algunas piezas y pegado unas cuantas pegatinas de competición y ya, pero decidieron ir un paso más allá junto a Matra, socio de producción de la Espace, y añadirle el motor de un fórmula 1. 

¿Locura? Desde luego. Pero el Renault Espace F1 también fue algo inspirador… Y es que los fabricantes siempre hablan sobre el impacto que les gustaría que la F1 tuviera en sus gamas; esto fue llevado al extremo y aunque fuese una creación poco práctica, fue maravillosa. 

 

Renault Espace F1

 

Sus entrañas -un motor V10 heredado del FW15C de Alain Prost en 1993- habían llevado a piloto y equipo a conseguir sus títulos en el campeonato -el cuarto para Prost-, pero lograron incluso exprimir más potencia del motor de la que ofrecía mientras competía en la Fórmula 1… Y sí, los pasajeros de las plazas traseras tenían que tener cuidado de no perder sus lápices de colores en las trompetas de admisión del propulsor, ubicado entre los dos asientos. 

 

Renault Espace F1: un movimiento más inteligente de lo que crees

Aunque sigas sin verlo, déjame decirte que el Renault Espace F1 fue un adelantado a su tiempo. La carrocería estaba hecha de fibra de carbono, lo que era un primer indicio de la necesidad de reducir peso en los coches modernos, y el diseño de cuatro plazas fue un guiño al hecho de que los compradores cada vez buscaban coches menos prácticos pero más ostentosos. Y no puedes encontrar nada más ostentoso que un Renault Espace con motor V10 F1

La parte trasera del chasis del Espace F1 se tomó del Williams de carreras, lo que apuntaba a un mayor uso de arquitecturas compartidas entre modelos para reducir costes de producción e ingeniería. ¿Lo ves claro ahora? 

 

 

Por otro lado, el Renault Espace F1 era tremendamente rápido. Pesaba 1.300 kg, ofrecía una potencia de 800 CV y 705 Nm, podía alcanzar las 13.800 rpm, completaba el 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 310 km/h. Toma aire… porque es para ello. Venía asociado a un cambio secuencia semiautomático de seis velocidades y todo esto, no lo olvides, con la aerodinámica de un castillo hinchable.

 

El MPV deportivo que no pudo ser... 

Aunque estamos seguros de que a los niños les hubiera encantado ir al colegio con un arnés de seis puntos y casco, la suspensión dura como una roca les hubiera causado lesiones en la columna en los baches de la calle y el control de tracción probablemente hubiera tenido que trabajar horas extra para mantenerlo recto en la carretera. Así que ponerlo en producción no tenía mucha lógica si tenemos en cuenta que había otras opciones como el Opel Zafira VXR que podían hacer lo mismo sin complicaciones… 

 

Renault Espace F1

 

Pero en el hipotético caso de que hubiera llegado al mercado, es probable que hubiera derribado incluso a algunos deportivos con su practicidad y rendimiento increíbles. A lo mejor incluso habría salvado a los monovolúmenes y frenado la ola SUV antes incluso de que hubiera comenzado. Una trágica oportunidad perdida. 

Pero volvamos al coche en sí para despedirlo como se merece. El Renault Espace F1 se utilizó para carreras de demostración en manos de personalidades como Alain Prost o David Coulthard. Se fabricaron dos unidades: un modelo estático que se encuentra en manos de la propia Renault y otro funcional, que está en el museo Matra, en El Valle del Loire (Francia). 

Todo sobre Renault

Modelos de Renault más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además