Pasar al contenido principal

5 rivales del Suzuki Swift Sport. ¿Adiós deportivos?

Por potencia, prestaciones y precio, quedan lejos de las versiones más deportivas.

Suzuki Swift Sport 2018

La prueba del Suzuki Swift Sport 2018 nos ha confirmado que el Suzuki más enérgico sigue siendo un deportivo a buen precio. Sí, su potencia no impresiona: 140 CV generados mediante, por primera vez, una mecánica sobrealimentada de 1.4 litros. No obstante, su peso ligero y su puesta a punto sigue siendo, claramente, más deportiva que la de los rivales del Suzuki Swift Sport que estás a punto de ver. Por cierto, si te interesan otro tipo de coches, no te pierdas otra de las grandes novedades de la marca oriental, el Suzuki Jimny 2019.

 

Ford Fiesta 1.0

 

 

Está claro que por potencia y prestaciones, el Suzuki Swift Sport se queda algo lejos de los mejores utilitarios deportivos, por lo que hay que echar el ojo un pelín por debajo. Desde Suzuki apuntan al Ford Fiesta 1.0 Ecoboost de 140 CV como un rival importante: tiene la misma potencia, pero pesa 100 kg más, por lo que las sensaciones y las prestaciones son mucho menos explosivas. A favor, el Ford tiene un interior de gran calidad y su precio es algo más bajo.

 

Seat Ibiza 1.5 EVO

 

 

Este motor es una maravilla y su concepción quizás nació pensando en una gama superior: el motor perfecto para coches como el Seat León o el Volkswagen Golf. En un segmento inferior, en el Seat Ibiza, con un peso de apenas 1.184 kg (pese a ello, es 140 kg más pesado que el Suzuki), este pequeño compacto consigue vencer en términos de prestaciones al Suzuki (y al resto de esta lista), con un cero a cien en 7,9 segundos. Es más potente y más rápido, aunque sus sensaciones no son tan deportivas.

 

Mazda2 1.5 Skyactiv

 

 

El Mazda2 es el único que juega en la liga del Suzuki Swift Sport a nivel de peso: con 1.055 kg es apenas 10 kg más pesado. No obstante, este Mazda, con apenas 115 CV, sufre más en términos de prestaciones, aunque es más rápido que el Ford y que otros muchos rivales más potentes: acelera de cero a cien en 8,7 segundos y su consumo medio, de 4,9 litros, lo convierten también en uno de los más económicos. Un gran coche compacto, aunque de deportivo parece tener poco.

 

Mini Cooper

 

 

El Mini Cooper es más pesado y menos potente, pero pese a eso, consigue mejorar las prestaciones del Suzuki: acelera de cero a cien como el Ibiza, demostrando su gran puesta a punto. Es, además, el que tiene una imagen más potente y, sin duda, uno de los mejores en cuanto a calidad de fabricación. Todo ello se revela en una factura más elevada que la del resto de los rivales del Suzuki Swift Sport.

 

Opel Adam S

 

 

Es más pequeño, por ende, más impráctico. Solamente tiene tres puertas pero con sus 150 CV y, sobretodo, con su alma más deportiva, debe estar entre los rivales del Suzuki Swift Sport, especialmente hablando de prestaciones y precio. Su diseño también es un punto fuerte, con una combinación de color interesante. Quizás el punto más flojo del Opel Adam sea que ya lleva bastante tiempo en el mercado y se puede ver algo desfasado respecto a otros rivales más modernos. Con todos los descuentos se puede quedar por poco más de 16.000 euros.

  

Lecturas recomendadas