Pasar al contenido principal

Saluda al Mitsubishi Evo más rápido del mundo

El motor 1.8 del japonés ha recibido un turbo enorme que sobresale del capó y le lleva a superar los 2.000 CV de potencia.

Imagen de perfil de Álex Morán
Mitsubishi Evo IX 2.000 CV

Hay preparaciones y hay preparaciones. No es lo mismo ponerle unos faldones a tu coche que un taller haga una reprogramación de la centralita del motor, de la misma manera que esto no tiene nada que ver con lo que la gente de Extreme Tuners le ha hecho a este Mitsubishi Evo IX. Tras años de trabajo, inversión y tuneo han conseguido crear el Evo más rápido del mundo, una mala bestia que contienen tanto poder que hasta se le salen las entrañas por el capó de manera literal.

VÍDEO: Así ruge un Mitsubishi Evolution VIII de 650 CV

Y es que eso que asoma es un turbo de 91 mm que, acoplado a un motor 1.8, ayuda a desarrollar una potencia salvaje de nada más y nada menos que más de 2.000 CV. Para más inri, puede subir hasta las 13.000 revoluciones por minutos antes de cortar. Lógicamente para aguantar semejante derroche, el preparador ha tenido que realizar múltiples modificaciones y refuerzos en el bloque: bielas de aleación, válvulas de titanio, cigüeñal de tungsteno… Como cabría esperar, una creación así además de por amor al arte, se llevaa cabo con un objetivo: destrozar récords en las carreras de aceleración.

[YT:Oy0eQh8TYgk]

El vídeo habla por sí solo, porque es simplemente espectacular. Antes que nada, hay que tener en cuenta que estás pruebas de drag se hicieron con el Evo limitado a “solo” 1.700 CV, así que con los más de 2.000 sueltos el resultado podría ser una locura. El piloto, pese a contar con tracción a las cuatro ruedas y con unos neumáticos lisos de competición, se las ve y se las desea para llevar recto al Evo, que no para de culear. Es particularmente graciosa la cámara que apunta al cuadro de instrumentos, que es de serie y solo marca hasta las 9.000 vueltas. Una vez la aguja las supera en primera no vuelve a pisar el reloj en todo el trayecto. ¡Y vaya trayecto! Con sigue completar el cuarto de milla en 7,902 segundos y cruza la línea a 298 km/h. Casi nada…

Lecturas recomendadas