Pasar al contenido principal

Un Sheriff gasta 70.000 dólares en un Hellcat y le tiran de las orejas

Con dinero proveniente de las incautaciones de drogas. ¡Menudo genio!

Dodge Charger Hellcat Hennessey trasera

La redacción de Top Gear tiene un nuevo ídolo, al menos durante el día de hoy: hablamos del Sheriff de Gwinnett County, en EEUU. Y es que, cuando Butch Conway llegó a la comisaría en su flamante Dodge Charger Hellcat de policía, con 707 CV, y seguro que una media sonrisa de satisfacción estaba en su boca. Para sorpresa del resto de presentes. Lo había comprado, pero no para él, sino para su comisaría, con 70.000 dólares procedentes de las intervenciones contra las drogas. ¿Se te ocurre alguna manera mejor de invertir ese dinero? A mi no. 

 

 

Pero parece ser que al Departamento de Justicia de EEUU no le ha gustado la compra. La consideran exagerada. ¿Para qué necesita el Sheriff 707 CV bajo el pedal derecho? Bueno, no es que los necesite, pero sin duda, malos tampoco son para poder perseguir a los malos. De hecho, me parece el 'interceptor' definitivo. ¡Y lo sabes! No obstante, el Departamento de Justicia ha sido tajante, brutalmente claro: el Sheriff Butch Conway deberá pagar de su bolsillo hasta el último céntimo gastado en este coche.

Así pues, se considera malversación de fondos públicos, aunque en la comisaría de Gwinnett County, en el Estado de Georgia, hay un gran malestar debido a esta decisión: el Sheriff mantiene que la compra es legal, especialmente teniendo en cuenta que la agencia tiene un presupuesto de 92 millones de dólares. Asegura que hará que el barrio sea más seguro. Y nosotros creemos que sus trayectos diarios serán mucho más divertidos. ¡De esto último no hay ninguna duda!

 

 

Como cualquier compra pública, el Sheriff comunicó al Departamento de Justicia la compra de un Dodge Charger para patrullar las calles del condado, pero nada hacía prever que fuese la brutal versión Hellcat con un V8 masivo de 707 CV. Y es que, por ejemplo, un Dodge Charger R/T cuesta 35.495 dólares y luce bajo el capó un motor V8 HEMI de 5,7 litros con 370 CV: creo que de sobra para cualquier policía del mundo.

El Departamento de Justicia ha sido claro y parece que el Sheriff del Condado de Gwinnett tendrá que comerse con patatas un Dodge Charger Hellcat de 707 CV. ¡Vaya, qué pena!

Lecturas recomendadas