Pasar al contenido principal

Skoda 1100 OHC: el coche que no llegó a cumplir su cometido

skoda 1100 ohc

No pudo ser.

En plena guerra fría las cosas, en lo que a exportaciones y libre comercio se trataba, no eran tan sencillas. Diferentes empresas que querían expandirse veían limitada su producción por el gran muro que separaba ambas facciones, físico en algunos casos. Una de ellas era Skoda, la cual soñaba con fabricar un modelo basado en el Sport, participante en Le Mans en 1950. Un coche que comenzaría a desarrollar la primavera de 1956 y que sería bautizado como Skoda 1100 OHC.

No te pierdas: 5 coches que han resucitado de entre los muertos: ¡la nueva moda ‘retro’!

En el desarrollo podía destacarse el bastidor, un elemento construido con celosía y compuesto de tubos de acero de paredes finas soldados entre sí. El Skoda Sport, el único que había competido en la famosa cita francesa, contaba con un chasis modificado del modelo de producción Skoda 1100, por lo que el desarrollo era diferente. Los ingenieros se preocuparon por el peso, distribuyendo de forma óptima cada elemento. Por ello, entre otros cosas la caja de cambios de cinco velocidades y el embrague estaban instalados en la parte trasera, además de la caja de transferencia.

skoda 1100 ohc

Con una longitud de 3,88 metros, 1,43 metros de ancho y menos de un metro de alto, este modelo de Skoda pesaba sólo 583 kg. El motor escogido era un cuatro cilindros en línea en posición longitudinal con doble encendido y dos árboles de levas situados en la culata. En total generaba 92 caballos de potencia a 7.700 rpm. un corazón con una cilindrada de 1.089cc. Gracias a su relación peso-potencia conseguía acelerar de forma correcta y alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h.

En su presentación el Skoda 1100 OHC triunfó. Alcanzó la victoria en el circuito local de Mladá Boleslav en 1958, y en las sucesivas competiciones también tuvo un papel destacado. El objetivo era correr en las 24 horas de Le Mans, pero dada la convulsa situación política, que obligaba a competir solo en países comunistas, no pudo hacerlo.

skoda 1100 ohc

La marca fabricaría dos variantes coupé del modelo de carrocería abierta en 1959. Utilizaban una carrocería en aluminio que, igualmente, consiguió mantener el peso a raya. Lamentablemente, aquellos dos Skoda 1100 OHC coupé quedaron destruidos en accidentes, aunque sabemos que en la actualidad restauradores del Museo Skoda están trabajando en la reconstrucción de uno de ellos. En cuanto a los descapotables, estos disfrutaron de una mayor suerte, pues a día de hoy siguen participando en eventos.

Buscador de coches

Etiquetas:

coches clásicos Motor

Y además