Pasar al contenido principal

¿Tiene sentido un BMW M2 Competition si existe un BMW M240i?

El que sobre me lo quedo yo.

BMW M2 Competition

Con todos los segmentos y subsegmentos (y subsubsegmentos) que existen a veces se hace difícil decidir qué coche comprar. Esto no pasa tanto a la hora de escoger un coche deportivo, pero también ocurre. Principalmente porque las marcas que los suelen fabricar son las premium, y su gama es enorme. Casi infinita, diría yo. El BMW M2 Competition es un cochazo con mayúsculas y poco tiene que envidiar a deportivos mucho más caros. Pero, ¿se habrá pegado BMW un tiro en el pie con la versión más gamberra del Serie 2 estándar, el M240i? ¿Por qué habría que decidirse por el M2 Competition siendo el otro casi igual en la práctica... y mucho más barato?

El precio, factor ¿clave?

BMW M2 Competition

Para comprar una de estas dos variantes del BMW Serie 2 no hace falta que estés podrido en dinero, pero sí que es necesario tener unos buenos ahorros en la cuenta corriente. Al fin y al cabo, los dos cuestan una pasta. Pero el M240i hace menos pupa: arranca en unos 55.000 euros (2.000 euros más con tracción total xDrive) y la lista de extras no es la del BMW M2 Competition, pero resulta suficiente para ir con todo tipo de comodidades y a la vez divertirte al volante en una buena carretera de curvas.

En caso de que quieras saltar al pata negra, la tarifa aumenta en más o menos 20.000 euros. ¡Ostras! Es que ya nos vamos a más de 75.000 machacantes para un coche cuyo uso en la calle va a ser prácticamente el mismo, y que las diferencias en circuito se hacen patentes solo en los paladares más exquisitos de conducción. Pero hay más cosas...

El 3.0 de seis cilindros, común en los dos, entrega 71 CV más en el M2 Competition, hasta llegar a los 411 CV, así como 50 Nm más de par motor máximo, para establecerse en unos 550 Nm en total. 4,4 segundos en el 0 a 100, 0,4 mejor que el M240i... y también un consumo medio de combustible unos 2 l/100 km mayor, rozando los 10 l/100 km.

BMW M2 Competition

Además, la lista de extras supone un punto a favor muy importante en relación al M2 Competition. El equipamiento es notablemente superior en él, ya que el M240i ofrece más añadidos opcionales por los que hay que pagar.

La imagen de tener un M 'de verdad' sí que importa

Pero quizá lo más importante no son los extras, ni el motor. Es el poder decir: "tengo un BMW M". Uno de verdad, no un sucedáneo. El aspecto del BMW M2 Competition es más bruto que el del BMW M240i. No es que este último sea un 116d o un quiero y no puedo. Nada que ver. Simplemente el M2 Competition es mejor. Su motor suena mucho más bronco y tiene más 'punch', su caja de cambios automática (en caso de elegirla) es más efectiva, la suspensión es más rígida y estable, y los frenos son más potentes.

Conclusión: ¿BMW M2 Competition o BMW M240i?

Decidirse es difícil, principalmente por el precio y porque el BMW M240i ya es un coche muy bueno y satisfactorio de conducir. Las diferencias son sutiles, pero si eres alguien que quiere algo especial, ve a por el BMW M2 Competition. Las sensaciones al conducirlo son más de coche deportivo que en el M240i. Si por el contrario quieres un coupé potente que te saque una sonrisa cada vez que se lo pidas, con el M240i tendrás más que suficiente. Recuerda que siguen siendo 340 CV. Ahora te toca a ti decidirte; yo, lo tengo claro...

BMW M2 Competition

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además