Pasar al contenido principal

Este Toyota GT86 es un auténtico demonio sobre ruedas

¡Incluso la mirada está teñida de rojo!

Toyota GT86 de Jon Sibal preparacion

Este Toyota GT86 tuneado es probablemente el más loco e intimidante que has visto hasta la fecha. Sí, estoy de acuerdo contigo: es el más intimidante pero sin duda no es el más atractivo que hemos visto hasta la fecha, al menos bajo mi particular punto de vista. 

Te interesa: mitad Ford Mustang, mitad Nissan GT-R. ¡La preparación más loca!

¿Eres fan de Liberty Walk? ¿Te va el ‘stance’? En tal caso quizás te guste, pero ya te adelanto que creo que este diseño de Jon Sibal no termina de convencerme de la misma manera que como lo hace el preparador japonés. ¿Has visto el BMW M4 de Liberty Walk? Su aspecto es más bruto, con aspecto desaliñado y asalvajado. En cambio esta preparación imaginada por Sibal me recuerda más a la masilla en exceso utilizada durante muchos años en nuestro país. Una preparación tuning algo menos refinada. No obstante, la cosa cambiaría mucho si llevase el motor Ferrari de este Toyota GT86.

 

5 extras absurdos que tienen algunos coches

 

El frontal no está mal, con un nuevo labio delantero que incrementa la sensación de poderío: los faros rojos le dan un toque siniestro que puede gustar más o menos. No obstante, el kit de ensanche es demasiado, voluminoso, por llamarlo de alguna manera. La suspensión está tirada al suelo y las llantas con una gran garganta y una pronunciada caída. 

Ahora bien, este dibujo no es más que eso, una idea estética. Quizás alguien se pueda inspirar en ella para crear un Toyota GT86 más llamativo, aunque al final, lo que queremos todos, es un Toyota GT86 más potente, radical y efectivo, que lo coloque como uno de los deportivos más emocionantes del mercado en relación a la calidad/precio

Foto: Jon Sibal

Lecturas recomendadas