Pasar al contenido principal

¿Ansioso por la llegada del Toyota Yaris GR?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Toyota Yaris GR 2020

Con el 1.6 más ligero del mundo y 261 CV, ¿qué podría salir mal?

¿Te inspira el Toyota Yaris GR que va a iluminar el final de 2020? Normal. La imagen de este pequeño deportivo es de lo más evocadora. Miras esos pasos de rueda ensanchados, o los tres cuartos traseros. Eso que sientes y que no habías experimentado antes tiene un nombre: te apetece tener un Toyota Yaris

compacto deportivo lujo altas prestaciones radical

Compactos deportivos

Los coches compactos deportivos son especiales por muchas razones. Probablemente tengan el tamaño ideal, no necesitan motores estratosféricos para ofrecer diversión y están al alcance de (casi) todos. Puede que aquí no esté toda la información que existe, ¡pero sí toda la que te gusta leer!

La cuestión es que hay algo más importante para este coche que formar parte de los mejores compactos deportivos de 2020. Y no es otra cosa que el optimismo que trae a la industria de la automoción en general, y a Toyota en particular. 

El Yaris GR tiene como objetivo ganar en rallys

Todavía hay posibilidades de que nos veamos sorprendidos por un nuevo proyecto con un cheque en blanco detrás. Tal vez haya algo más que un chorro de potencia y una imagen perfecta para mostrar en YouTube en la próxima generación de coches de este tipo. Porque, ¿qué tal el hecho de que sea pequeñito, ligero y con más CV que cualquiera de su segmento considerando que su motor tiene menos cilindrada que el que utiliza un Prius? 

"No se nos permitirá volver a hacer algo así"

El ingeniero jefe del Toyota Yaris GR, Naohiko Saito, asegura que es una oportunidad de fabricar un coche del que sentirse orgulloso cuando dentro de 20 años repase su trayectoria. Hay un sentimiento generalizado de “no se nos permitirá volver a hacer algo así”. El GR Yaris (que así debería ser  llamado nombre en realidad) existe por marketing. De acuerdo. Pero también porque Toyota quiere ganar en los rallys. 

Y es que en la marca pretenden que un Yaris de tres puertas vuele a través de bosques y desiertos. Tommi Mäkinen, el líder de Toyota Gazoo Racing, exigió una plataforma lo más ligera posible, una aerodinámica cuidada y un reparto de pesos perfecto. Le avalan sus cuatro coronas en WRC y el hecho de haber sido el cerebro en el título de Toyota en 2017. Por lo tanto, lo que Tommi quiere, Tommi lo tiene. 

Intentamos escoger los mejores deportivos de los años 90

El problema es que en el mundo real ya no se compran coches de tres puertas. Tampoco demasiado bajos. Este año ya no hay versiones de tres puertas del Polo o el Clio, pero tampoco de sus mayores, como el Focus, o el León... Y los compactos deportivos tipo coupé como el Scirocco o el Astra GTC están muertos, enterrados y olvidados. De acuerdo a la realidad, el WRC debería estar plagado de SUV. Dios nos libre.

Esperemos que Toyota haya dado en el clavo con este y los demás le sigan. Saito se enorgullece de haber cumplido al 90% las exigencias de Mäk en este Yaris rediseñado, que solo conserva los faros y la base del de cinco puertas. 

El problema real es que no se compran coches de tres puertas

La plataforma pesa muy poco y utiliza mucho acero de alta resistencia para recortar 38 kg con respecto a la versión normal. Además, el GR es un poco más bajo para mejorar el centro de gravedad. El capó, el portón trasero y las puertas son de aluminio. Y el techo es de fibra de carbono. Recuerdo cuando pensaba que era excesivo hacer eso en un BMW M3... Saito también nos anima a presionar los paragolpes con los dedos para comprobar su flexibilidad.

Los pequeños detalles son los que cuentan. Por ejemplo, el propulsor del Yaris GR está 21 mm más en el interior que en un Yaris normal. Otros grandes cambios llegan también en el  propio motor: es el 1.6 litros más pequeño y liviano que existe. Y eso, cuando hablamos de 261 CV y 360 Nm de par máximo, tiene su mérito. Una lástima que Toyota no pudiera poner algo más grande, porque al ser de ese tamaño entra dentro de las regulaciones del R5. 

Los deportivos de tracción delantera... menos deportivos

Así que desde la marca creen que habrá un mercado para el GR Yaris inspirado por sus hazañas en las carreras. Para aquellos que solo quieran un coche para ir por la vía pública, posiblemente se trate del utilitario más rápido que ha existido jamás. Pesa solo 1.280 kg, un poquito más que un Fiesta ST. Y es poco menos que un milagro para un modelo 4x4 y le lleva a registrar una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos.

¿Podría haber sido el Toyota GR Yaris todavía más extremo? “El equipo de rally quería que el techo fuese aún más bajo para obtener más flujo de aire bajo el alerón trasero. Pero entonces nos tendríamos que haber olvidado de la ventanilla de atrás”. Hablando de ventanillas, son a medida y representan un ahorro de peso importante. ¿Y por qué las plazas traseras? “Usabilidad. ¡Necesitamos venderlo!”. Por otro lado, se valorará instalar una transmisión automática con levas si hay la suficiente demanda. 

Sin modo drift: el coche puede derrapar sin un modo especial

La mayoría de los nuevos Yaris híbridos tendrán un motor 1.5 con caja CVT. De momento, este es solo manual y 4x4. Saito quería tirar de herencia fijándose en el Celica GT-Four, pero no se pudo hacer con este... y “hubiera sido demasiado pesado” al ser un 4x4 permanente. 

Es integral y sin diferencial central
En el Yaris GR no hay diferencial central y el 4x4 es permanente y variable. Foto: Toyota

Y es que, al ser de rallys, este modelo tiene cuatro ruedas motrices de manera permanente: no es delantera para ahorrar combustible y no deja el trabajo de repartir el par a un sistema hidráulico o actuado electrónicamente para conectar el eje trasero cuando patina el delantero.

La configuración predeterminada es del 60% del par en el frente y el 40% restante detrás. No hay diferencial central. Sin embargo, el eje posterior se puede ajustar electrónicamente y puede mandar hasta un 70% detrás en el modo Sport, o incluso un 50-50 en ambos ejes. 

Tampoco consideraron un modo drift con todo en el eje posterior. “Este coche puede derrapar sin un modo especial”, dice. Tras conducir el prototipo, no acabo de estar de acuerdo. El Toyota GR Yaris sale de las curvas como si fuese un coche de Scalextric. En este sentido se parece al Civic Type R. No tiene mucho subviraje ni sobreviraje. Simplemente va del punto A al punto B endemoniadamente rápido, aunque para saber más de esto, lo mejor es que vayas a la prueba del Toyota Yaris GR

El Yaris GR es más analógico que digital

Una de las cosas que llama la atención es que este Yaris no es un coche tan avanzado como parece... En el buen sentido de la palabra. Tiene cosas que incluso idiotas nacidos en la Edad de Hierro como yo pueden entender sin problemas. 

Por ejemplo, un asiento deportivo, aunque hay que admitir que está montado en una posición algo alta. La barra de torsión tiene una nueva configuración para que se pueda adaptar al sistema de tracción total. En cuanto a la suspensión, delante tiene MacPherson, mientras que en la trasera cuenta con una doble horquilla. 

El próximo Civic Type-R será un híbrido inspirado en el NSX

Esto te permite ir de una manera cómoda y, sobre todo, estable, a velocidades que podrían hacer sonrojarse a todo un Hyundai i30 N (prueba). Y eso es mucho decir. Además, la configuración de conducción es única. De la vieja escuela. Nada de varios modos.

Esto me hace gracia, porque en un Toyota Yaris GR hay mucho del estilo japonés en esta manera de pensar. Tú confía en el ingeniero encargado de configurar el coche, que él sabe cómo hacerlo bien. ‘Crazy’ Naohiko Saito asiente con la cabeza y un poco de guasa cuando le comento esto. “Estoy muy orgulloso de que este coche sea un modelo completamente japonés, de que haya tenido un desarrollo interno”, dice, regateando las preguntas acerca de la BMW-ización del GR Supra. “Este no es un coche para gente formal”. ¡Bienvenido sea al mundo de los mortales! 

Un texto de Ollie Kew 

Buscador de coches

Y además