Pasar al contenido principal

Así se ve el mundo a 328 km/h. ¡A fondo en la Autobahn!

En un McLaren 570S con un kit de potencia. ¡Mie-do!

deportivo superdeportivo preparacion pov velocidad maxima

Sí amigos. Miedo, con todas las letras. Pocas veces en un vídeo se había podido sentir la velocidad como en este, grabado en un McLaren 570S por la Autobahn, a fondo, sin piedad con el pedal derecho. El modelo más humilde de McLaren, humilde por decir algo, es una bestia sin piedad: su V8 biturbo y 570 CV es capaz de catapultarlo más allá de los 300 km/h. No obstante, la cosa cambia cuando decides colocarle un chip de potencia para llevar el motor hasta los 676 CV y, con ello, aumentar la velocidad máxima considerablemente.

 

 

Y es que este vídeo a fondo en la Autobahn cobra relevancia cuando nos muestra, de una manera espectacularmente clara y evidente, la capacidad de ganar velocidad de un superdeportivo como este McLaren 570S. Y es que las cifras que vemos siempre negro sobre blanco nos impresionan, pero sin duda a veces es complicado que nuestra mente las pueda asimilar, con documentos gráficos como este es más fácil ver las prestaciones tan brutales que pueden alcanzar según qué coches en un entorno favorable como una autopista alemana sin límite de velocidad.

Te interesa: todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

El vídeo de este McLaren 570S en la Autobahn empieza en parado y alcanza los 347 km/h en el cuadro de mandos y una velocidad máxima real de 328 km/h. En ese momento, el coche se mueve, mucho, y el conductor tiene que agarrar con fuerza el volante para evitar cualquier mínimo descontrol: a esa velocidad sería fatal. Parece que los coches nuevos cada vez buscan llevar los límites de la física más allá y no parece que esta escalada pueda parar: ¡si 328 km/h te parecen mucho, imagina los 450 km/h que alcanzan vehículos como el Bugatti Chiron, el Koenigsegg Agera RS o incluso los 500 km/h que pretende alcanzar el Hennessey Venom F5.

 

 

Pero si la velocidad máxima es impresionante también lo es la facilidad con la que alcanza los 200 km/h y, especialmente, los 300 km/h desde parado, desde una simple salida de autopista: en apenas 20 segundos se planta a unos alucinantes 271 km/h reales, ¡más de 300 km/h en el cuadro de mandos! Gana velocidad a un ritmo que asusta. ¡Qué pasada! La verdad es que en un vídeo así las palabras sobran y lo único que debes hacer es subir unas líneas y darle al play para disfrutar de la velocidad, sin aditivos, sin medias tintas. ¡Velocidad máxima en la Autobahn!


 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear