Pasar al contenido principal

El Volkswagen Transporter se viste de GTI

Volkswagen Transporter T6.1 Sportline
Toque deportivo para la furgoneta

Prácticamente cualquier vehículo es susceptible de recibir una versión de corte deportivo, aunque en algunos casos pegue más que en otros. En las furgonetas no es que esta tendencia se prodigue, pero Ford lo hace con las suyas y ahora Volkswagen Commercial Vehicles UK ha hecho lo propio con la Volkswagen Transporter, que estrena una nueva imagen que recuerda a los GTI de la marca.

Tras el nombre de Transporter T6.1 Sportline, Volkswagen ha cambiado por completo el carácter del modelo. En el frontal la parrilla es ahora más grande y luce en su zona intermedia un listón rojo horizontal que la cruza de lado a lado. Cuenta con un paragolpes delantero específico con tomas de aire de mayor tamaño (aunque parecen estar cerradas) y labios en los laterales. Los faldones laterales se extienden, calza llantas de 18 pulgadas acabadas en negro brillante, el techo está coronado por un alerón y también cuenta con un paragolpes trasero específico.

En las imágenes el color exterior es el Indium Grey, pero la carrocería también está disponible en Cooper Bronze, Fortana Red y Ravenna Blue. Destaca que se ha rebajado la altura del modelo en 30 milímetros.

Volkswagen Transporter T6.1 Sportline

En el interior, del que no hay imágenes, la tapicería es de cuero Nappa, tiene costuras en forma de panal de abeja, los asientos delanteros son calefactados y ventilados, el cuadro de instrumentos es digital y la dotación incluye cámara trasera, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, climatizador automático, radio digital, etc.

La versión más potente del 2.0 TDI

En cuanto al motor, es un 2.0 TDI con 204 CV asociado a la caja DSG de siete velocidades y con tracción delantera. Aun así, se permite el lujo de hacer el 0 a 100 km/h en 8,9 segundos.

Además, también está disponible como versión Black Edition, que cuenta con unas llantas específicas, logos de la edición, barras laterales acabadas en negro mate, tintando del 90% para las ventanas y suspensión Eibach tipo coilover.

La Volkswagen Transporter T6.1 Sportline está disponible por 42.940 libras esterlinas (unos 49.900 euros), que suben hasta las 45.140 (unos 52.400 euros) si hablamos de la Black Edition.

Buscador de coches

Y además