Pasar al contenido principal

Así era el Skoda Trekka, un SUV de los 60 que seguramente no conocías

Skoda Trekka

Un gran desconocido de la firma checa

Hay una larga lista de coches poco conocidos en la historia del automovilismo, pero este es toda una rareza. Puede parecer una especie de Land Rover Defender, pero lo cierto es que es un Skoda que se fabricó hace ya 55 años. Así era el Skoda Trekka.

Corrían los años 60 y la firma checa pensó en fabricar un vehículo todoterreno. Por ello, decidieron crear este modelo, que bajo su simple carrocería escondía componentes del Octavia de aquellos años como el motor, la caja de cambios o los ejes. En 1966, el primer ejemplar vio la luz.

Te interesa: 11 todoterrenos baratos que debes tener en cuenta

La fabricación se llevó a cabo en Nueva Zelanda, a pesar de que la marca proviene de la República Checa. De hecho, se enviaban todos los componentes necesarios del Octavia desde la ciudad de Mlada Boleslav hasta el suburbio neozelandés de Otahuhu, donde se realizaba el ensamblado. 

Allí recibía este modelo una carrocería de aspecto cuadrado y extremadamente sencillo muy similar a los Land Rover de aquel momento. Estaban disponibles distintas versiones: carrocería corta, larga, pick-up, con techo de lona o duro… Se llegaron a fabricar versiones con dos y con hasta ocho asientos, en función de las necesidades.

¿Y qué movía todo el conjunto? Un motor de 1.221 cc que era capaz de entregar unos 46 CV y se asociaba a una caja de cambios de cuatro velocidades. Así, la velocidad máxima se situaba en 109 km/h. Por lo tanto, las prestaciones eran suficientemente positivas para el momento y la suspensión independiente garantizaba además un buen comportamiento fuera de la carretera.

De esta manera, el Skoda Trekka contaba con varios puntos positivos, pero no llegó a cosechar una gran popularidad, al menos a nivel global. Se vendieron unos 3.000 en el transcurso de seis años, los cuales se centraron en Nueva Zelanda, Australia, Fiji, Samoa y Vietnam. Quizás por ello hemos tardado varias décadas en tener algún nuevo SUV de la firma checa en el mercado.

Es muy poco probable encontrar un ejemplar circulando por Europa, ya que muy pocas unidades llegaron a nuestro continente. Sin embargo, actualmente hay uno en el museo de Skoda, situado en la ciudad checa de Mlada Boleslav, así que no os perdáis la oportunidad de verlo si algún día decidís hacer la visita.

Y además

Buscador de coches