100 años de camionetas Chevrolet: aventuras con un 'par'

Motores de referencia, tecnología avanzada y 100 años de máxima capacidad.

“Par es potencia” pero para ser más específicos, es la fuerza de torsión que genera un motor y durante 100 años de camionetas Chevrolet, la marca ha ofrecido precisamente el par idóneo en el que confiar para los clientes y sus necesidades de carga y remolque. 

No te pierdas: Los 6 Chevrolet Corvette que han marcado la historia

Nadie logra el par como Chevrolet y las generaciones han contado en nuestras camionetas para conseguir hacer su trabajo de manera segura”, afirma Dan Nicholson, vicepresidente de la compañía. Todo comenzó en 1918, con uno de sus coches más característicos, el 'One-Ton' y su motor de 2.8 litros y cuatro cilindros, que ofrecía 61 Nm de par

Actualmente, su motor más cercano a este es el estándar 2.5 litros de cuatro cilindros del Chevrolet Colorado, con 259 Nm de par motor… lo que supone un 480% de incremento sobre el de 1918. Por otro lado, el más potente es el bloque el Chevrolet Silverado 3500HD, un V8 Duramax turbodiésel de 6,6 litros con… 1.234 Nm de par motor

 

 

“Los avances tecnológicos como la inyección directa y la turboalimentación están ayudando a los motores de las camionetas Chevrolet a entregar más par por litro que nunca”, añade Nicholson. ¿Pero cuáles han sido los otro bloques de referencia en sus diez décadas de historia? ¡Los repasamos!

 

El primer ‘Stovebolt’ Six (1929)

 

1929 - Chevrolet “Stovebolt” Six

 

Introducido en 1929, su motor de seis cilindros en línea traía una gran cantidad de par a los clientes más exigentes. Ofrecía 3,2 litros y su nuevo diseño le permitía generar mucho par a bajas velocidades: aproximadamente 162 Nm a solo 800 rpm. Esto aumentaba su capacidad de carga de una tonelada a una tonelada y media. 

 

Chevrolet ‘Small Block’ V8 (1955)

 

1955 - Chevrolet 'Small Block' V8

 

El revolucionario motor V8 recibió el nombre de ‘Small Block’ en 1955, con la segunda serie de estas camionetas. El bloque original ofrecía una capacidad de 4.3 litros y 322 Nm a solo 2.000 rpm y se convirtió en uno de las arquitectura de motor más resistentes de la industria. Una década después debutó el ‘Big Block’, que elevaba la capacidad a un nivel sin precedentes. Actualmente, el ‘Small Block’ está en su quinta generación en las camionetas Chevrolet de 2018, mientras que el Small Block original y el Big Block lo encontramos también en motores de alto rendimiento.

 

Nueva tecnología (1987)

 

1987 - Chevrolet Silverado

 

Hasta principios de los años setenta, la compresión más alta y el desplazamiento más elevado fueron caminos fáciles para ofrecer más potencia y par, lo que cambió la industria. Chevrolet cambió esto por la nueva tecnología , desarrollando el sistema de inyección electrónica que ayudó a restaurar el par de años previos con una mayor eficiencia. El par motor del ‘Small Block’ volvió a los 406 Nm en 1987 y obtuvo un 10% más en los siguientes años, con el Vortec Small Block de 5,7 litros. Hoy en día, el Chevrolet Silverado 1500 ofrece 623 Nm de par, la máxima cifra para una pick up con V8. 

 

La nueva era diésel comienza con Duramax (2001)

 

2017 - Chevrolet Silverado HD

 

Introducido en 2001 para los Chevrolet HD, el Duramax de 6.6 litros turbodiésel, un motor OHV con 705 Nm de par, cuenta con un diseño totalmente renovado y establece una nueva era de capacidad. Los avances tecnológicos aumentan su potencia y la segunda generación disponible, en el Chevrolet Silverado HD, cuenta con 1.234 Nm. 'Car and Driver' logró un tiempo de 6,2 segundos en el 0 a 100 km/h para este modelo, el más rápido para un vehículo de estas características. 
 

Lecturas recomendadas