Pasar al contenido principal

Por 10.700 euros, ¿quieres este 'ataúd' de Volkswagen de 1970?

Un poco morboso, ¿no?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Logo Volkswagen

Vas a ver muy pocos coches tan raros como éste ataúd de Volkswagen que han descubierto nuestros amigos de Jalopnik. Lo mejor es que no necesitas estar muerto para conducirlo. Evidentemente, es un encargo. Como imaginarás, no hay mercado suficiente para producir en masa un vehículo similar. Aunque si hiciéramos una encuesta… No, vamos a dejarlo así.

El vendedor asegura que está basado en un Volkswagen Karmann Ghia de 1970, pero lo cierto es que hay una estructura tubular hecha a medida entre los soportes de la suspensión. El motor es un VW 1600 con doble carburador, al que se ha adosado un escape Monza. Todo esto se sitúa al aire, en la parte posterior. La ventaja es que puedes realizar cualquier reparación o ajuste desde el asiento del conductor.

Por supuesto, la protección contra el viento o la lluvia es prácticamente nula, al igual que la instrumentación. Tiene luces de posición y de freno, lo que, en principio, lo convierte en un coche legal para rodar por la carretera. Por si acaso, consulta el reglamento de la circulación vigente en tu zona antes de comprarlo.

La carrocería es de roble y tiene agarraderos falsos. Una tapa da acceso al depósito de combustible, con una capacidad de 18 litros. Lleva frenos de disco y la configuración de la amortiguación es la típica mediante barras de torsión de la marca germana.

7 coches que el mundo ni necesitaba, ni necesita, ni necesitará.

Este ataúd de Volkswagen parece en bastante buen estado (pincha en el link al principio de la noticia para verlo); es un curioso homenaje a las personalizaciones de los años 60. ¿Es práctico? No. ¿Divertido para pasear los fines de semana? Seguramente. Y sólo cuesta 10.700 euros: la madera y el trabajo sobre ella tiene un precio, probablemente, mayor…

Lecturas recomendadas