Un 16% de vehículos suspende la prueba de la ITV por contaminación excesiva

Escape contaminación

Gustavo López Sirvent

Los datos los ofrece la Asociación AECA-ITV

Debido a la situación climática y a que el parque móvil español cada vez está más envejecido, la Inspección Técnica de Vehículos ha de hilar más fino y ser más exigente con las pruebas a los vehículos de motor. Lo más preocupante son los datos que deja un estudio de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV).

Según esta agrupación, el 16% de los rechazos en las inspecciones técnicas de vehículos en 2021 estuvo relacionado con un mal funcionamiento del sistema para reducir las emisiones contaminantes de los motores de combustión interna y que limpian los gases de escape para garantizar que cumplan con las normativas de emisiones.

Esta organización ha basado sus números en base a los datos facilitados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Si concretamos, el de emisiones contaminantes es el tercer capítulo de la ITV en el que más defectos se detectan, después del alumbrado y señalización y el de los ejes, ruedas, neumáticos y suspensión.

Los guarismos que arroja el citado análisis son preocupantes. En 2021 no pasaron la ITV 1,2 millones de vehículos debido a este problema, lo cual supone un aumento del 9,33% en comparación con los 1,19 millones de coches rechazados por este motivo el año anterior.

"Para comprobar el correcto funcionamiento de estos sistemas de postratamiento de emisiones de un vehículo, en la ITV se realizan dos tipos de comprobaciones: una visual y una mecanizada", han detallado desde la asociación AECA-ITV. En ese sentido, la organización ha señalado que la mayoría de defectos por emisiones se detectan de forma mecanizada.

Dos pruebas volvieron en junio de 2022

Aparte de la ya citada del sistema para reducir los gases contaminantes, desde el 30 de junio de 2022 se aplican dos nuevas pruebas, que no lo son tanto. Durante la pandemia, se suprimieron pruebas clásicas de la ITV debido a la crisis sanitaria, ya que ponía en peligro a los conductores y a los técnicos de la prueba.

La entrada en vigor de la nueva versión del Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones de ITV (v. 7.6.1) supuso que se volviera a comprobar el correcto estado del troquelado del bastidor y se comprobará la centralita electrónica del vehículo mediante el lector OBD.

Para los profanos en la materia, On Board Diagnostics (OBD, por sus siglas en inglés) o Diagnóstico a Bordo, es el nombre que recibe el sistema que ayuda a monitorear y controlar tanto el motor, como los diferentes sistemas del automóvil.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: ITVContaminación