Pasar al contenido principal

Las 5 profesiones más curiosas del mundo del motor

Aunque no seas ingeniero o diseñador, la industria del motor también tiene un huequecito para ti.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Clay model

¿Creías que por no ser ingeniero, diseñador u operario de una cadena de montaje no tenías hueco en la industria del motor?

Pues, ¡alegra esa cara porque hoy te traemos buenas noticias! Aquí tienes las 5 profesiones más curiosas de la automoción. No, no es una broma.

Y es que cuando pensamos en el proceso de creación de un coche, habitualmente creemos que solo existen los cerebritos que desarrollan con el lápiz y después en el ordenador los modelos que finalmente nacen en la cadena de montaje. Pues, amigo, hay muchas más habilidades y empleos que se requieren en el sector.

Si te mola conducir coches todo el día; eres un artista con la arcilla; se te da bien la costura; o tienes buen olfato, puede que encuentres un hueco en el mundo del motor. A continuación te explicamos cuáles son esas 5 profesiones más curiosas de la automoción. Vamos al lío.

Probador de coches. Ja, ja. Seguro que con solo leer esas palabras se te han puesto los ojos como platos. Pues que sepas que se denomina primer conductor al equipo de especialistas que se dedican a testar los vehículos que salen de fábrica.

Cada año recorren unos 2 millones de km en las pistas de las marcas que además cuentan con diversos pavimentos y recorridos para simular distintas situaciones. Te lo pasarás pipa comprobando si funcionan correctamente todos los mecanismos de los automóviles.

No sabemos si ésta es una de las profesiones más curiosas de la automoción, pero sí que es de las más chulas.

Escultor. Si tienes dotes modelando la arcilla con una espátula que sepas que se construyen prototipos a tamaño real con dicho material. De esta forma se aprecian mejor las líneas de la nueva carrocería.

Modisto de los vehículos. ¿Se te da bien eso de la aguja y el dedal? Pues el costurero de los coches es el encargado de coser los patrones de las diversas tapicerías del vehículo, buscando la combinación de colores y tejidos que mejor le sientan a la personalidad de cada automóvil.

Probador de asientos. A ver no nos puedes decir que esta ocupación es cansada o incómoda. Se trata de comprobar el correcto funcionamiento de los asientos, abatiéndolos hasta 20.000 veces. Ah, también deberás seleccionar sus materiales más adecuados. Ya sabes, espumas y todo eso.

Perfumistas de los coches. Ya sabes que el típico olor a coche nuevo no aparece por generación espontánea. Para su creación existen unos expertos químicos cuyo sentido del olfato es la principal herramienta de trabajo. Bueno, mejor dicho, su nariz. Realizan al año más de 400 pruebas olfativas para dar con la tecla...del famoso aroma.

Si has leído hasta aquí, ¿a qué esperas para actualizar tu currículum? Seguro que alguna de las 5 profesiones más curiosas de la automoción se adaptan a tu perfil. Mucha suerte.

Lecturas recomendadas