Pasar al contenido principal

9 compactos deportivos que no son tan obvios

Nissan Pulsar GTI-R

Diversión y velocidad en paquete pequeño

Texto original de Craig Jamieson

Los coches compactos deportivos casi siempre han estado ahí y normalmente prometen unas buenas sensaciones sin que para ello tengamos que pagar un precio muy elevado. Muchos son conocidos por todos, pero hay algunos que no lo son tanto. Por ello, hoy os traemos 9 compactos deportivos que no son tan obvios.

VW Golf Rallye

Volkswagen Golf Rallye

A priori, el Golf Rallye suena perfecto: coge al GTI MkII, añádele un sistema 4WD de acoplamiento viscoso, sobrecarga el motor y envíalo a enfrentarse al abuelo de los compactos 4WD: el Lancia Delta Integrale. 

No nos vamos a centrar en los aburridos números de ventas, sino en el Campeonato del Mundo de Rallyes de 1990. Y, como probablemente no recuerdes al Golf Rallye, te puedes imaginar lo bien que le fue. 

Y no le fue mucho mejor en las versiones de carretera. El golpe extra del sobrealimentador no compensó el peso extra del sistema de tracción a las cuatro ruedas, por lo que fue más lento en el 0 a 100 km/h un Golf GTI normal. Y ese costaba la mitad... 

Afortunadamente, había una versión más rápida que podía arrancarle la pintura al GTI MkII con un tiempo de 0 a 100 km/h de 6,4 segundos: el Golf G60 Limited. Desafortunadamente, esa denominación 'Limited' era muy exacta: solo se fabricaron unos 70 y la mayoría se fueron con los altos cargos de Volkswagen.

Renault 5 Alpine

Renault 5 Alpine

El R5 Alpine -o Gordini- ciertamente tenía los ingredientes para añadir más emoción al Renault normal. Para empezar, fue construido por Alpine en su planta de Dieppe y se benefició de tecnología de la vieja escuela como los cabezales de flujo cruzado y cámaras de combustión hemisféricas. Sí, estamos hablando de eso en un Renault. 

Gracias a esta correcta puesta a punto mecánica, los 1,4 litros de cilindrada se tradujeron en unos 90 CV -o 110 CV en las versiones turbo posteriores- y una velocidad máxima de 177 km/h si eras muy valiente. Por supuesto, la locura aumentó a partir de ahí y resultó en el Renault 5 Turbo, una maravilla de motor central y un sobreviraje rápido.

Nissan Pulsar GTI-R

Nissan Pulsar GTI-R

El Nissan Pulsar probablemente no es el primer coche al que recurre uno cuando piensa en rendimiento… O estilo. O cosas que permanecen decididamente juntas como pretendía el fabricante. Claramente, esta era una situación que requería una solución. Afortunadamente, Nissan también hizo una maravillosa versión con turbo, tracción a las cuatro ruedas y, en general, con mucha locura. 

El GTI-R usó el excelente SR20 en una especificación de gran rendimiento -el SR20DET-, produciendo casi 242 CV. Nada mal para un motor de cuatro cilindros y 2 litros de principios de los noventa. Y especialmente no iba mal cuando se trataba de mover un pequeño hatchback de 1.200 kg. Eso también incluye el sistema de tracción en las cuatro ruedas ATTESA. 

Con todo esto, quizás no sea del todo sorprendente que el 0 a 100 km/h se hiciera en solo 5.4 segundos. ¿Y para qué ayudó todo esto? Bueno, fue la inclinación de Nissan hacia los rallyes, donde se enfrentó contra… el Lancia Delta Integrale. Puedes imaginar lo bien que le fue.

Citroën Visa GTI

Citroën Visa GTI

Además de compartir su nombre con una tarjeta de crédito, el principal reclamo del Visa GTI es que usa el motor del 205 GTI. Ahora, imagínate el destino que han corrido bastantes Visa GTI desde su inicio... 

En el pasado, este era más o menos el 205 GTI del pobre. Pero, considerando que el Peugeot 205 no era exactamente caro, fue elogiado en casi todas las revistas de coches que estaban en condiciones de imprimirse. Eso sí aparentemente debe haber solo un Visa GTI en circulación y 17 en cobertizos. Probablemente sea más fácil que localices un 205 GTI, te tragues el orgullo y pagues cinco veces más de lo que habrías tenido que pagar hace 10 años.

Suzuki Swift GTI

Suzuki Swift GTI

Otro coche que contaba con los principios correctos de los compactos: ligereza, motores con árboles de levas gemelos, muchas revoluciones y economía. Y, con menos de 900 kg de peso, los 100 CV que ofrecía eran más que suficientes para lanzar al GTI por la carretera -no te atrevas a hacerlo- ... ¿Rápido? 

Fiat Tipo Sedicivalvole

Fiat Tipo Sedicivalvole

Salió cuando el Golf GTI que estaba era el MkIII, por lo que la competencia no era muy fuerte. De hecho, una prueba de aquel momento dijo que "el Tipo se siente como debería hacerlo el Golf". 

Con aproximadamente 150 CV en su motor de 2 litros que rendía bien y un manejo era mejor que el del Escort RS2000 y el Astra GSi, ganó pruebas grupales y premios. Luego desapareció rápidamente de nuestra memoria colectiva, porque a veces la vida funciona así.

Citroën AX GT

Citroën AX GT

La potencia está bien, pero nunca sustituye al bajo peso. No estamos diciendo que el AX GT pueda hacer el 0 a 100 km/h en unos segundos, pero extremadamente ligero: solo 722 kg. Pon dos motociclistas fornidos en una Honda Goldwing y alcanzarás el mismo de peso si han traído un poco de equipaje. 

Y sí, 87 CV no es lo que llamarías derretir la cara. Pero ahora imagina ir por un paso de montaña a toda velocidad, en un pequeño compacto francés de peso pluma, con la perspectiva muy real de una muerte dolorosa para moderar tus peores impulsos.

Lancia Delta HF

Lancia Delta HF

A estas alturas, es posible que hayas oído hablar del Lancia Delta Integrale. Ya sabes, ganó algunas cosas, hizo algunas otras y podría ser casi todo lo que queremos en la vida. Pero languideciendo en su sombra titánica está el Delta HF. Este fue el primer paso desde el Delta como un automóvil urbano digno y cuadrado hacia un compacto deportivo supremamente lujurioso por excelencia.

A diferencia del extravagante Integrale -especialmente los modelos Evo-, el HF era tan sensato como podía. El capó abultado, los pasos de rueda ensanchados y los spoilers vendrían más tarde. Al igual que las cuatro ruedas motrices, de hecho. Así es: en 1983, si lo deseabas, Lancia te vendería un compacto deportivo turbo de tracción delantera. 

Fiat Ritmo 130TC Abarth

Fiat Ritmo 130TC Abarth

Si conoces al 130TC, lo compararás con un Golf GTI. Pero si conoces el Golf GTI, lo compararás con otros Golf GTI… 

Este Ritmo era como el Volkswagen, si pasas por alto un par de cosas, como el hecho de que el 130TC está carburado: es una versión de alto rendimiento de un compacto popular, con un motor potente en la parte delantera, una caja de cambios en la parte delantera y la tracció en la parte delantera. Y, si somos sinceros, en realidad era más rápido que el Golf GTI de ese momento. 

Eso se debe al excelente motor de 2 litros con 130 CV y dos carburadores del TC y a la transmisión ZF de cinco velocidades con la que se combinaba. Esta es probablemente una de las razones por las que Volkswagen regresó a las 16 válvulas y trajo más potencia para el GTI MkII. 

Buscador de coches

Y además