Pasar al contenido principal

9 compactos deportivos japoneses que quizás no conocías

compactos japoneses desconocidos
Alguno suena, y mucho.

Entre los compactos japoneses hay nombres bien conocidos por nosotros. Y es que muchos de ellos está entre los modelos más vendidos de Europa, coches que han sabido ganarse al público del viejo continente. Pese a ello, hay muchos otros que, o bien no han llegado a nuestra región o bien han pasado desapercibidos. Y son, precisamente, de los que vamos a hablar. 9 compactos japoneses que quizás no conocías.

No te pierdas: Piden 3 millones por uno de los 10 Ferrari J50

El Nissan Pulsar VZ-R N1 es el primero del que hablamos y uno de los más desconocidos. Contaba con un motor de cuatro cilindros y 1.6 litros de aspiración natural del que algunos pueden exprimir unos 190 CV. El Honda City Turbo II es un utilitario puro, pues su tamaño da buena cuenta de ello. Con ese cuerpo escondía no solo un motor de 1.2 litros, también un ciclomotor. Sí, como lees.

Seguro que os sonará el Suzuki Alto Works, un coche creado bajo las especificaciones kei cars. Y pese a su poca potencia y su escaso peso, puede contar con tracción total. ¡Y aún se fabrica! El Daihatsu Cuore Avanzato TR-XX R4 también es un kei car, aunque este incluso pudimos verlo por Europa. Su peso es de solo 750 kg. y podría decirse que es un auténtico mini coche de rally, pues posee tracción total igualmente.

Con el Subaru Vivio RX-R cerraremos la lista de kei cars, un coche que en su nombre guarda una de sus grades curiosidades. El nombre Vivio deriva de convertir los dígitos de la cilindrada de su pequeño motor de 660 cc. en números romanos: VI-VI-O. Original, ¿verdad? Tan original como la mecánica del Nissan March Super Turbo, el cual contaba con un sobrealimentador y un turbocompresor mucho antes que otros nombres conocidos.

compactos japoneses desconocidos

El Toyota Corolla T Sport Compressor contaba con el motor 1.8 VVTL-i del Corolla T-Sport, pero la marca le añadió un compresor volumétrico. Con sus 225 CV era capaz de alcanzar un régimen alto con facilidad. Por su parte, el Mitsubishi Colt Ralliart Version R disfrutaba de cinco puertas, transmisión CVT opcional y potencia suficiente. Y aunque parecía un coche poco deportivo pese a su nombre, en versión manual molaba, ¡y mucho! Y es que lo hacía más que el Nissan Note e-Power Nismo S, un coche conocido en Japón que a pesar de contar con la insignia Nismo no es mucho más deportivo que sus hermanos.

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches