Pasar al contenido principal

¿Qué aceite lubricante debes comprar para tu coche?

No te compliques y aprende por qué.
Imagen de perfil de Rodrigo Fersainz
Aceite lubricante

Llega el momento de cambiar el aceite. ¡Pero si aún le queda un poquito! ¡Pero si el nivel está hasta arriba! ¡Pero si estos años apenas le he hecho kilómetros! ¡Y si me queda más de medio bote aún para rellenar? Todas estas preguntas se resumen en: ¿qué aceite lubricante debes comprar para tu coche? Y, tal como están formuladas, lo que responden es a un cacao importante, porque una cosa no tiene que ver con la otra.

Así que esta vez vamos a tratar de aclarar un poco lo que es el lubricante del motor, porque hay que cambiarlo y cuál elegir, aunque en la tienda veas de muchos tipos, los números y las letras sean un misterio para ti... o, si lo dejas en manos del taller, pienses que siempre te están queriendo dar gato por liebre.

Qué es y para qué sirve

Para empezar, hay que saber que el producto al que nos vamos a referir hoy es el aceite de motor, que no hay que confundir con el de la caja de cambios o valvulina.  

El aceite motor es el fluido que se almacena en el cárter, un depósito situado en la parte más inferior del bloque. Cuando se arranca el motor...

  •  Una bomba empieza a impulsarlo por el circuito. 
  •  Circula por los cilindros.
  •  Impregna todas las partes móviles.
  •  Evita que rocen entre sí. 
  •  Refrigera el conjunto.

¿Qué previene?

En resumidas cuentas, lo que hace al lubricar y refrigerar es evitar que se produzca el temido gripaje y que el motor quede inservible o, por lo menos, te enfrentes a una avería muy cara. 

  • Desde el punto de vista de la refrigeración, aunque su papel también sea clave, no debe extrañarte que algunos deportivos y los coches de carreras lleven, a su vez, radiadores para el aceite. Es una manera de 'refrigerar el refrigerante' que aporta este elemento (aunque el circuito de refrigeración como tal se asocie esencialmente al antocongelante/refrigerante, con su propio radiador, sistema de enfriamiento por aire o sistema mixto.
¿Qué aceite comprar para tu coche?
  • Desde el punto de vista de la lubricación, el aceite del motor debe formar una película entre: 
    • Elementos móviles y elementos fijos
    • Elementos móviles y otros elementos también móviles

Es por ello que tiene que tener unas propiedades adecuadas para que circule con la suficiente fluidez pero, a su vez, que tenga una densidad óptima para trabajar a diferentes temperaturas. Por tanto:

  • Si es poco denso: circulará con mejor fluidez a bajas temperaturas, pero en cuanto suban los grados y se expanda, podría ofrecer una protección insuficiente. 
  • Si es muy denso: protegerá bien el motor a priori, pero circulará peor por el sistema, quizás cuesta más lubricar ciertas zonas a bajas temperaturas... y sea como fuere, el resultado podría ser igual de desastroso.   
¿Qué aceite comprar para tu coche?

¿Empiezas a vislumbrar lo difícil que sería elegir qué lubricante comprar si no tuvieras ninguna referencia? Es por ello que, en principio, la regla de oro es elegir el que recomiende el fabricante de tu coche, porque al margen de cuestiones marketinianas con una u otra marca comercial, lo cierto es que es él quien conoce mejor que nadie tu vehículo en cuestión y por eso sus pautas son las mejores. 

¡Ojo, que el aceite caduca!

También por ello, nos tenemos que referir ahora a las otras cuestiones del principio. Por muchos recursos que inviertan sus desarrolladores, los aceites son elementos muy sofisticados que tienen una fecha de caducidad.

Así pues, hay que sustituirlos por completo según los intervalos recomendados, tanto si usas mucho tu vehículo como si lo tienes casi siempre guardado en el garaje, con todos los mismos y cuidados. Así pues, hay que cambiarlo por completo teniendo en cuenta dos valores: 

  1. Kilometraje (unos 10.000 o 15.000, como norma general si no tienes otra referencia). 
  2. Tiempo: cada dos o tres años, aunque no alcances el kilometraje adecuado. 
¿Qué aceite comprar para tu coche?

Dado que el aceite caduca, entenderás mejor por qué llega un momento que no basta con rellenar el nivel o con echar un bote entero (aunque fuera recién comprado, porque el circuito ya tiene otro usado).

Es como si bebes todos los días de un vaso de leche: bebas mucho o poco, si pasa demasiado tiempo, el cartón se pondrá malo. Y no valdrá rellenarlo con leche fresca si hay restos de leche agria.  

No queda otra: con el paso de los kilómetros o con el tiempo, hay que sustituir el aceite completamente.  

Y recuerda, como te contamos en el enlace superior, que siempre que hagas esta operación por tu cuenta o en taller, debes sustituir también el filtro por uno completamente nuevo, o la operación no valdrá para nada, porque el producto nuevo se ensuciará otra vez al pasar por ese elemento.  

Tipos. ¿Qué lubricante comprar?

Aceite sintético

Descartado un aceite mineral en favor de uno sintético (pincha el enlace de unas líneas más arriba para comprender mejor por qué y sus diferencias), ahora toca interpretar los números y las letras que vienen en cada bote. 

Nomenclatura

Si por ejemplo, tienes esto, ¿qué significa? 

10W 40

  • 10: fluidez. En este caso, la fluidez en invierno ('winter') es normal-baja (según las normas SAE) a la hora de arrancar en frío (cuanto más bajo este índice, más fácil).
  • 40: viscosidad a la temperatura de trabajo óptima del motor (en caliente). 
¿Qué aceite comprar para tu coche?

Este otro aceite mejoraría el arranque en frío (valor 5), respecto al otro (10W), aunque tendrían ambos las mismas prestaciones con una velocidad de constante y la temperatura del motor óptima. 

Gasolina o diésel: el código API

Básicamente, esto responde a si el lubricante está hecho para funcionar en:

  • Un motor gasolina
  • Un motor diésel

Debes tener muy claro esto o estropearás la mecánica. ¡Y no te cortes en preguntar en la tienda lo que haga falta!

¿Qué aceite comprar para tu coche?

¿Por qué no mezclar? 

Por último, a la hora de rellenar o de sustituir completamente el aceite, no mezcles nunca: 

  • Diferentes especificaciones (porque entonces no sabrás qué propiedades finales tendrá el fluido).
  • Diferentes bidones (aunque sea de la misma denominación), porque puede haber parte caducada que estropee el resto. 
¿Qué aceite comprar para tu coche?

 

 

 

 

Buscador de coches

Y además