Pasar al contenido principal

Cinco alerones deportivos loquísimos

¿Solo aerodinámica?

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Subaru WRX STI

El fascinante mundo de los alerones deportivos de los coches nuevos recién salidos de fábrica es alucinante, tranquilo, hoy no te vamos a hablar de los coches que el tuning destrozó usando, entre otros elementos, alerones imposibles... 

Te interesa: esta es la historia del Lancia Stratos de rally

Desde las discretas e inútiles viserillas que montaban los Citroën Saxo VTS, hasta los descomunales que han lucido las diferentes generaciones del Subaru Impreza, capaces de hacer de improvisados tendederos, como puedes ver en la foto que encabeza este artículo. La cuestión es que estos aditivos aerodinámicos nos molan mucho, un coche deportivo sin alerón es menos llamativo que uno que sí lo incorpore, aunque ya sabemos que los ingenieros demuestran que no siempre es necesario.

Pero es lunes, hay que volver a la rutina y tenemos que dar un poco de alegría a la semana que empieza recordando cinco alerones deportivos loquísimos que se nos quedaron marcados en la retina.

Ford Sierra RS Cosworth

Ford Sierra RS Cosworth

No podemos empezar si no hacemos un poquito de historia y, posiblemente, uno de los precendentes de los alerones desproporcionados que más nos gustan, el del Ford Sierra RS Cosworth, un pepino de la época al que no podemos recordar si no es con ese pedazo de escalera sobre su luna trasera. Un treintañero ya que en su momento se presentó como coche de carreras matriculado para calle. 

Mitsubishi Lancer Evolution

Mitsubishi Lancer Evo 6.5

Y si el Sierra RS Cosworth era un coche de calle al que podrías poner unas pegatinas y un dorsal y salir a pista a competir ¿qué me cuentas de la saga del Mitsubishi Lancer Evolution? Pocos años después del Ford llegaba el Mitsubishi Lancer que, de la mano del preparado RalliArt, montó un bloque procedente del Galant con 250 CV y lo echaron directo al Mundial de Rallies.

Pero si tuviera que elegir un alerón de los de las 10 ediciones del Lancer, me quedaría con el más especial de todos, no solo porque fuera un 'y medio' sino por lo que este coche significó para Mitsubishi, para los rallies, para Tommi Makinen y para los aficionados a todo eso, hablo del Mitsubishi Lancer Evolution 6.5 Tommi Makinen Edition.

Honda Civic Type R

Honda Civic Type R Mugen

Y si el brutal Honda Civic Type R que tanto nos gustó, crees que monta un alerón desproporcionado, seguro que recuerdas el apéndice que Mugen, el especialista, aunque independiente de la casa Honda, puso sonre el portón de la versión europea de 2007 del compacto.

Pagani Zonda Revolution

Pagani Zonda LM

Nos vamos aproximando al presente, tanto que el siguiente alerón lo viste en la prueba del Pagani Zonda LM que condujimos. Todavía no sabemos si da más miedo ese spoiler, los 700 CV del bicho o los más de 4 millones de euros que confiaron a nuestras manos...

Mini John Cooper Works GP Concept

Mini JCW GP Concept

Seguro que ya has leido el artículo de la prueba del nuevo Mini y no has visto por ninguna parte la versión de producción a la que rezamos a todos los dioses que conocemos para que se fabrique en serie. Te hablamos del ES-PEC-TA-CU-LAR Mini JCW GP Concept.

¿Qué me cuentas de esa especie de antena viaje doblada y redoblada con esquirlas interiores tan fea pero que queda tan estupenda en ese prototipo? Lo dicho, solo nos queda pedirle a los Reyes Magos que nos lo traigan pronto para poder llevarlo a un circuito y sacarle todo el partido a esa aerodinámica que propone tanto éste comos los otros alerones deportivos de este artículo.

 

 

 

Lecturas recomendadas