El artefacto ruso más raro que has visto jamás... y lo sabes

¿Qué?

Imagen de perfil de Alex Aguilar

No hace falta que nos lo digas: te flipan los coches clásicos -aquí hablamos de su burbuja- y también los modelos nacidos en la tierra de Putin. Como el Lada Niva, ¿verdad? Pues entonces te va a encantar el artefacto ruso más raro que has visto jamás que, entre otros detalles de lo más llamativos, destaca por estar construido en los años 50. Flipa. 

Los artefactos más raros que puedes encontrar en Nürburgring: parte 288

Antes de que me lo preguntes, no: el cacharro que ves en la galería superior no se encuentra en este momento a la venta ni alcanzará un precio de infarto en una subasta como el Porsche 911 R. Se trata de un hallazgo hecho por un usuario de la red social rusa VK que, en plena calle, ha encontrado uno de los vehículos más extraños con los que se ha topado nadie nunca. Según la descripción de su post original, el vehículo está catalogado como AATV, que significa que es un cepo todoterreno con capacidades amfibias. Sí, puede circular por el agua. Como la lancha de competición de Jaguar Vector Racing pero molando bastante más. 

 

VÍDEO: ¡los 5 todoterrenos más interesantes de 2017!

 

Por si tu curiosidad no se ha saciado todavía, debes saber que el artefacto ruso más raro que has visto jamás tiene unas dimensiones de 4,53 metros de largo, 1,9 de ancho y 1,49 de alto, que lo asemejan bastante a una berlina como el Nissan Primera de última generación... aunque luciendo un diseño muchísimo más acertado. ¿Quieres más? Prepárate para la mejor parte: gracias al empleo de paneles de carrocería de aluminio, la invención creada en Chelyabinsk pesa sólo 600 kg y tiene tracción a todas las ruedas. Las ocho. En serio. 

¿Sigues pensando que el Hennessey VelociRaptor 6x6 es lo más? Aficionados...

Lecturas recomendadas