Pasar al contenido principal

Así se elige el nombre de un coche

Si es difícil pronunciarlo, dalo por descartado.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

Escoger el nombre de un coche no es algo que se haga a la ligera, como explican desde la marca española. Ayer se desvelaron las cuatro denominaciones que barajan para el nuevo SUV de Seat y la compañía ha aprovechado para desentrañar los misterios del proceso.

Al principio, como se hace cuando se elige nombre para un niño, se busca que refleje las cualidades que les gustaría que tuviera el pequeño y también que sea fácilmente pronunciable. Y en el caso de un vehículo, los pasos son similares.

Por ejemplo, ¿cómo se han escogido los topónimos finalistas para el SUV de Seat? Las opciones que están sobre la mesa son Alborán, Aranda, Ávila y Tarraco. ¿Por qué éstas y no otras entre las 10.000 propuestas recibidas?

“Las señas de identidad de la marca y el carácter del modelo son lo primero que ha de tenerse en cuenta. Seat posee un espíritu joven y entre sus valores están el dinamismo y la pasión por el diseño. En este caso, además, debe ir acorde al ADN de un SUV de grandes dimensiones y denotar sensación de espacio y robustez”, explica Lucas Casasnovas, director de Marketing de Producto de la compañía.

“No puede ser demasiado largo, con el fin de que se recuerde de forma sencilla. Buscamos un nombre con cinco o siete letras”, continúa. Se pronunciará en más de 80 países, aquellos a los que la automovilística exporta sus modelos, por lo que “debe funcionar fonéticamente y no tener un significado extraño o malsonante en otras lenguas”, según Nuria Vila, experta en Naming de la agencia Nombra, colaboradora en el proceso.

Una vez escogidos los candidatos, se comprueba que la denominación pueda utilizarse legalmente, que no esté registrada en ninguna de las naciones en las que opera Seat.

Seat Arona: todo lo que debes saber del nuevo SUV de Seat

Asimismo, se organizan grupos de estudio en los que los participantes (han de encajar en el perfil de posibles compradores) dicen qué les sugiere el nombre, en qué los hace pensar o si creen que tiene fuerza. La opinión de los potenciales consumidores es importante…

Pero para elegir el nombre del SUV de Seat se va a dar un último paso muy especial, ya que la decisión final estará en manos del público. Los que queráis votar por vuestro candidato favorito, podéis hacerlo hasta el 15 de octubre en las webs seat.es/buscanombre y seat.com/seekingname.

Lecturas recomendadas