Pasar al contenido principal

Aston Martin te ofrece vestir tu Speedster V12 como el DBR1 de los años 50

Aston Martin Speedster V12 DBR1

Avanzando hacia el futuro sin olvidar la historia

Aston Martin ha desvelado nuevos detalles del Speedster V12, un deportivo con habitáculo abierto que servirá como vínculo entre la historia y el futuro de la marca británica. Solo 88 personas serán tan afortunadas como para contar con uno de estos coches en su garaje, y aún más lo serán los que lo tengan con la nueva configuración inspirada en el exitoso DBR1 de los años 50.

Este modelo de competición, del cual solo se fabricaron cinco unidades, debutó en 1956 y cosechó éxitos en los 1.000 km de Nürburgring de 1957, 1958 y 1959, año en el que también salió victorioso en las 24 horas de Le Mans. Su palmarés también está formado por triunfos en pruebas como el Gran Premio de Spa o el Tourist Trophy de Goodwood, lo que lo convierte en el automóvil de competición de Aston Martin más laureado por el momento.

Todo un surtido de detalles

Fue un coche notablemente exitoso y muy influyente para futuros modelos de la marca, razón por la cual ahora es homenajeado con esta configuración especial que incluye diversos elementos inspirados en él. Así, cada Speedster V12 con esta configuración estará pintado en un color Aston Martin Racing Green -que se aplica en un proceso que requiere más de 50 horas de trabajo-, con la franja y los círculos de color Clubsport White y montará una rejilla anodizada de color plata satinado con el borde de color Clubsport. Un llamativo exterior que queda coronado por las llantas diamantadas de 21 pulgadas de color negro con bloqueo central.

Por su parte, en el interior también encontraremos grandes diferencias con los modelos que no cuenten con esta personalización. Destaca el cuero Conker en los estribos, el tejido técnico Viridian Green y cuero Caithness. Asimismo, los cascos para el conductor y el acompañante, del color del coche, estarán colocados bajo “cúpulas” transparentes. Además, la fibra de carbono brillante y los mandos de aluminio cepillado de color plata ofrecen un contraste que destaca notablemente sobre los demás elementos del habitáculo.

En conjunto, se trata de una edición muy especial valora muy positivamente Marek Reichman, director general creativo de Aston Martin Lagonda: “Poder crear una especificación personalizada que constituye un guiño al glorioso DBR1 ha sido un privilegio para mi equipo y para mí, y estoy enormemente deseoso de que llegue el momento de que la gente pueda conducir estos vehículos con el mismo entusiasmo que hemos puesto a la hora de diseñarlos”.

Bajo el capó, cada uno de estos deportivos montará una variante de altas prestaciones del bloque V12 de 5,2 litros con turbocompresor doble de la firma británica. Ofrecerá aproximadamente 700 CV y estará asociado a un cambio automático ZF de ocho relaciones. Con todo, el coche podrá pasar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y su velocidad máxima se situará en unos 318 km/h.

Para los interesados en este coche tan peculiar, la marca anuncia que ya pueden hacerse pedidos del Speedster V12 con esta especificación. Cada modelo se fabricará a mano en la fábrica de Gaydon y las entregas comenzarán a mediados de este año.

Buscador de coches

Y además