Pasar al contenido principal

Vídeo: Bajarse del coche en marcha y bailar, el peligroso reto viral

In my feelings challenge, la peligrosa chorrada viral con el coche que puede acabar muy mal.

Imagen de perfil de Javier Prieto
In my felings challenge, bajarse del coche en marcha y bailar

In my feelings challenge, o lo que es lo mismo, bajarse del coche en marcha y ponerse a bailar se ha convertido en el nuevo y absurdo reto viral. Consiste en danzar, ya sea el conductor o el acompañante, al ritmo de dicho tema, In my feelings challenge, del rapero yanqui Duke, mientras se graban con la puerta abierta y en paralelo al coches que rueda a baja velocidad. 

 

 

Seguro que esta moda encajaría perfectamente dentro de las multas más raras que te pueden poner. Por cierto, más de uno de estos irresponsables debería aprender a redactar el recurso de una multa de tráfico... por si las moscas.

 

 

El In my feelings challenge llega de Estados Unidos, ¡cómo no!, y está haciendo furor a través de las redes sociales donde se propaga como una epidemia de idiocia. La acción esta de bajarse del coche en marcha y ponerse a bailar ya ha llegado a España. De hecho, algunos influencers de cuyo nombre no queremos acordarnos ya la han replicado, con el efecto contagio que conlleva.

 

 

Kiki, do you love me? 🚘 #inmyfeelings #inmyfeelingschallenge #smartlovers #NoMeImiteis

Una publicación compartida de Laura Escanes (@lauraescanes) el

 

Por cierto, ¿no habría que pedirles a estos personajes públicos un poquito de responsabilidad más allá del clic o el 'me gusta' a cualquier precios? Como ves, una vez más en nuestro país tenemos la costumbre de importar lo más absurdo de otras naciones. Ante el posible cariz que pueda tomar el asunto del  'In my feelings challenge, las autoridades patrias ya han alertado del riesgo que supone su práctica... y de sus posibles sanciones. 

 

 

Como es natural, los legisladores que redactaron el Código de la Circulación no dedicaron ningún apartado concreto a este tipo de actividades lúdicas tan chorras. Normal. ¿A quién se le podía ocurrir algo así? 

 

A pesar de dicha cuestión leguleya, bajarse del coche en marcha y ponerse a bailar puede constituir un delito de conducción temeraria, si es el conductor del vehículo quien la practica. En el caso de que uno de los pasajeros, también se le podrán aplicar otros artículos para que reciba una sanción al ritmo del 'In my feelings challenge

 

 

 

La idiocia internáutica no tiene límites.

 

Lecturas recomendadas