BMW X1 diésel: La seguridad de elegir sobre seguro

Gustavo López Sirvent

Este nuevo SUV presenta un motor de 150 CV y nuevo equipamiento

Tres generaciones contemplan al BMW X1, el modelo más exitoso de la compañía alemana. Desde 2009 que se lanzó, en nuestro país se han vendido más de 87.000 unidades de un SUV que se sigue reinventando para seguir entre la nobleza. En este caso, la firma de Múnich nos presenta su versión diésel, antes de que en 2023 llegue el iX1, su variante eléctrica.

Si lo piensas bien, la opción de gasóleo de la compañía alemana se ha caracterizado siempre por su comportamiento y fiabilidad. Ahora, con este nuevo X1 se vuelve a repetir el patrón porque en BMW, con ese tipo de propulsores, tienes la seguridad de elegir sobre seguro.

Más grande y por ahora con etiqueta C

Ya, a primera vista, vemos un coche de mayor tamaño que la segunda generación que data de 2015. Mide 4,5 metros de largo, casi como el X3 de primera generación, superando en 5,3 cm a su predecesor. Pero también es 2,4 cm más ancho; 4,4 más alto y dispone de 2,4 cm más de distancia entre ejes.

Todas estas cotas hacen que el X1 sea mucho más vigorizado, a lo que también contribuye las nuevas y estilizadas ópticas, la parrilla más elevada y los paragolpes, que también se han actualizado.

El trabajo aerodinámico se ha moldeado para tener mayor eficiencia. A todo esto, unimos que la báscula ha dado menos kilos que en el anterior modelo, en concreto, 35. Este hecho provoca que haya una mejoría en la dinámica general del vehículo.

La variación más significativa es en su interior, donde desaparecen los mandos físicos de la consola central y todo se centraliza en una doble pantalla curvada (BMW Curved Display) para el cuadro de instrumentos (10,5 pulgadas) y el sistema multimedia (10,7”). En él podemos ver la octava evolución del software desarrollado por BMW. 

De igual manera, toma protagonismo la nueva bandeja central flotante, donde su ubica el selector del cambio y el de los perfiles de conducción, entre otros elementos.

Las mecánicas de este X1 son variadas en España, ya que cuenta con versiones diésel y gasolina convencionales. La que nos ocupa, la de gasóleo, es la sDrive 18d, con propulsor diésel de cuatro cilindros de 150 CV y 360 Nm de par máximo. El consumo de combustible tiene un promedio WLTP que está entre 4,9 y 5,6 litros a los 100 kilómetros.

En unas semanas se sumarán las variantes microhíbridas sDrive20i de 170 CV en gasolina y la xDrive20d diésel con 163 CV y tracción total, ambas con sistema híbrido de 48 voltios y etiqueta Eco. En todos los casos las mecánicas están asociadas a un cambio automático de 7 velocidades. 

El precio de los X1 sDrive 18d arranca en los 40.900, si bien, como decíamos antes, también puedes elegir la variante de gasolina sDrive 18i (136 CV) por 41.700. Para principios de año se espera que lleguen las versiones microhíbridas con etiqueta ECO.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: SUVSUV compacto

BMW X1

BMW X1 2022

Marca:

BMW