Pasar al contenido principal

Una buena solución para la que ha liado Filomena: un asfalto que derrite el hielo

¿Un asfalto que derrite la nieve?
Un ingeniero de la Universidad de Nebraska diseñó un asfalto conductivo que puede usar la electricidad para derretir el hielo durante el invierno.

En un mundo ideal lleno de recursos, esta sería la solución a la que ha liado Filomena: Chris Tuan, un profesor de ingeniería de la Universidad de Nebraska en Estados Unidos, diseñó, o al menos presentó en 2016, un asfalto conductivo que tiene la capacidad de utilizar la electricidad para calentar la superficie, lo que le permite derretir el hielo durante el invierno.

El truco de in ingeniero de la NASA para descongelar el parabrisas

Este descubrimiento tiene un gran potencial para mejorar la seguridad vial, especialmente en zonas frías donde las carreteras sufren problemas de congelación durante buena parte del año.

El investigador puso a prueba su diseño de asfalto que puede derretir el hielo construyendo una losa de unos 18 metros cuadrados aproximadamente. Para su fabricación, utilizó materiales y procedimiento necesarios para producir hormigón, pero añadiendo a la mezcla un 20% de virutas de acero y de partículas de carbono. 

Aunque los nuevos materiales sólo están presentes en un pequeño porcentaje, el compuesto resultante presenta una conductividad lo suficientemente alta como para que la electricidad pueda derretir el hielo y la nieve en poco tiempo. Además, las características de la superficie no se ven alteradas, de manera que resulta igual de segura que si su composición fuese la convencional.

No se trata de un descubrimiento nuevo. Este investigador ya conocía la fórmula del asfalto conductivo, y colaboró con el Departamento de Carreteras de Nebraska en 2002 para construir un puente. Lo fabricaron con 52 placas conductivas y ha demostrado ser eficaz: la carretera no se ha vuelto a congelar. 

Como puedes ver en el vídeo un poco más arriba, el proceso de descongelación es progresivo y eficaz con nieve, hielo y bajas temperaturas. En concreto, la grabación está tomada durante una tormenta invernal que se produjo en Omaha a finales de diciembre de 2015. La losa con el hormigón conductivo derritió la nieve en cuatro horas. 

La Agencia Federal de Aviación (FAA) se ha interesado por el invento y el próximo mes de marzo van a llevar a cabo pruebas de este nuevo material. Si están satisfechos con los resultados, ampliarán el ensayo para aplicar esta tecnología en un gran aeropuerto de Estados Unidos.  

"Nos han dicho que, si podemos calentar el asfalto, habrá muchos menos retrasos en los vuelos relacionados con la meteorología", explica el profesor Tuan. Además de en los aeropuertos, también se puede aplicar en cualquier carretera para evitar accidentes de coche por culpa del hielo.

Una noticia publicada originalmente en COMPUTERHOY.com

Buscador de coches

Y además