Pasar al contenido principal

Bugatti retira el Chiron 4-005: el prototipo que se enfrentó al postquemador de un Eurofighter

Bugatti Chiron prototipo 4-005

Esencial para desarrollar el Chiron de producción

Lo que estáis viendo en las imágenes puede parecer un Bugatti Chiron con más señales de uso que las que estamos acostumbrados a ver en coches de este calibre, pero lo cierto es que se trata de un algo un poco más especial. Este coche tuvo un importante papel en el desarrollo del modelo final y tuvo que hacer frente durante más de ocho años a todo tipo de condiciones para garantizar que el Chiron saliera al mercado de la mejor manera posible.

Los pequeños arañazos, cintas adhesivas y demás detalles dan fe de la vida que ha llevado este deportivo. Se denominó 4-005, de manera que el cuatro quiere decir ‘prototipo’ y el cinco es su número dentro de los ocho que fueron creados por la marca. Sin embargo, este fue el coche elegido para conducir por los EE.UU., derrapar en Escandinavia, correr en Nardò... ¡E incluso soportar la temperatura del postquemador de un Eurofighter Typhoon!

Todo comenzó en 2013, cuando todo el software del Chiron se probó en este coche, lo que supuso una treintena de unidades de control del vehículo siendo sometidas tanto en el banco de pruebas como en carretera a tests de todo tipo. Fue en esta unidad concreta en la que se instaló además el sistema de luces de bienvenida, que activa distintas luces del coche en una secuencia concreta para dar la bienvenida al usuario.

Asimismo, también se llevaron a cabo muchos kilómetros por carretera, los cuales se realizaron por los Estados Unidos y una buena parte de Europa. El Valle de la Muerte, el Gran Cañón, Granada, el Großglockner austríaco… No había fronteras para comprobar que el coche se comportaba correctamente y que los distintos sistemas de comunicación, audio o refrigeración no fallaban. Esto se realiza mediante simulaciones, pero posteriormente se traslada a la realidad para comprobar esos resultados.

De esta manera, se pueden realizar cambios que no se habrían planteado de haber hecho solo simulaciones de funcionamiento. Por ejemplo, la dificultad para leer el menú de navegación del coche en Arizona hizo que se cambiase el color del fondo de la pantalla en función de un sensor solar, así como el tipo de letra. A esto se unen las pruebas para lograr la mejor fidelidad del sistema de sonido o incluso el ajuste de la configuración de los botones del habitáculo. En conjunto, detalles que mejoran la experiencia de los usuarios.

En todo el proceso, el coche se conducía durante unas diez horas en cada ocasión y eso ayudó a perfeccionar el modelo que conocemos ahora. Tras mucho tiempo de trabajo y más de 74.000 km de carreteras recorridas, este prototipo ahora será retirado, con componentes como los sistemas electrónicos aún funcionando como el primer día.

Etiquetas:

prototipos

Y además

Buscador de coches