Cheapkhana, la Gymkhana más cutre y divertida del año con un...

Poco presupuesto y mucho arte... sobre cuatro ruedas

Imagen de perfil de Javier Prieto
La gymkhana más cutre y molona

Un acróbata del volante -y de la economía- nos ha deleitado con una gymkhana a lo Ken Block (casi) sin apenas presupuesto, bautizada como 'Cheapkhana'. El prota (humano) de la Gymkhana Barata es un experimentado piloto francés llamado Etienne Guerra, quien haciendo honor a su apellido, lo da todo en esta superproducción de cuatro minutos y unos pocos eurillos. Le acompaña en la satírica aventura un impresionante... Ford Fiesta del 94.

 

 

¿Cuál es su descomunal potencia? Ni más ni menos que 64 ponys. Vale, comparados con los 640 purasangre del Fiesta ST RX43 de Ken Block, se quedan un poquito cortos... aunque aquel motor es muy elástico. Ya sabemos que a veces las comparaciones son odiosas. Pero esa falta de equinos, la suplen el noble corcel y su jinete con un gran brío y entrega sobre el bacheado asfalto. Por si esto fuera poco, el Forfi luce una especie de camuflaje acebrado que pretende emular la decoración del cohete de Block.

 

 

A pesar de estas pequeñas desventajas, una pareja que se llama Guerra y Fiesta siempre ofrece mucho juego... y diversión. Por eso, este dúo dinámico del motor nos regalan 200 segundos de pura adrenalina... low cost. Filmado en lo que parecen unas naves industriales abandonadas de un polígono fantasmagórico, la voluntariosa pareja, nos deleita con su simpática actuación. Ya sabes, donuts, derrapes y las típicas acrobacias que se ven en estas pruebas. Por cierto, nos ha sorprendido que para la filmación de algunas escenas hayan empleado drones, suponemos que comprados en los chinos.  Y no te creas que Etienne no tiene habilidad con la rosca y tirando de su desproporcionado freno de mano.

No obstante el resultado de la Cheapkhana Gymkhana barata es bastante molón... para lo que se han gastado en ella. ¿No te parece?

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas