Pasar al contenido principal

Chevrolet: esta es la razón por la que se fue de Europa

Chevrolet Spark
Nos dejó en 2015.

En 2013, General Motors anunciaba que Chevrolet dejaría Europa. Tras todo el dinero invertido y los esfuerzos en posicionar la marca en el viejo continente el grupo decidía abandonar esta región. Dijo que lo harían antes de 2016, y en 2015 se cerraba el último concesionario oficial Chevrolet en Europa. Pero, ¿qué motivó su marcha? Esta es la razón por la que Chevrolet se fue de Europa.

No te pierdas: El Corvette de cuatro plazas que GM nunca llegó a hacer

La marca americana abandonó nuestro continente entonces, y a pesar de que quedaron garantizadas las operaciones de mantenimiento y reparaciones en los más de 100 talleres especializados que había entonces solo en España, dejaron de venderse modelos nuevos. Y la razón principal, según parece, atendía a un asunto de competencia interna. Sumado a que los números no salían.

Chevrolet Captiva

Las ventas de Chevrolet no acompañaban. La marca no conseguía obtener buenos resultados en ventas a pesar de su lucha por ofrecer una completa gama en el mercado europeo. De la misma manera, en algunos casos sus modelos se solapaban con los de Opel, restándose ventas entre sí. La compañía había conseguido una buena red de puntos de venta, además de posicionarse como un producto acorde con los gustos europeos. Pero había problemas mayores.

La marca justificó su marcha, que prácticamente era toda una espantada, debido a que los modelos de Chevrolet hacían demasiada competencia interna con los de Opel. Los Chevrolet tenían un coste menor, por lo que la competencia era muy fuerte. General Motors quería potencia los productos de Opel, y de esta manera no lo estaba consiguiendo. Igualmente, el grupo quería centrarse en Cadillac, buscando un hueco en el mercado premium. Algo que tampoco consiguieron.

Buscador de coches

Etiquetas:

Motor

Y además