Cinco disciplinas con coches que deberían ser deporte olímpico (o eso nos gustaría)

Por desgracia, desde hace 116 años no vemos coches o motos en unos Juegos Olímpicos. Desde Top Gear proponemos cinco disciplinas con coches que deberían ser olímpicas.

Quizás alguna vez te hayas preguntado por qué no hay ningún deporte relacionado con el motor en unos Juegos Olímpicos. En Top Gear, donde tenemos la misma influencia en el COI que Belén Esteban en la RAE, proponemos cinco disciplinas con coches que deberían ser olímpicas.

Antes de que veas la galería de fotos de arriba, te cuento la historia en profundidad como curiosidad que quizás no sepas. Concretamente, desde los Juegos Olímpicos de París en 1900, segundos de la era moderna tras los celebrados en Atenas en 1896, no se ha vuelto a ver una prueba de coches o motos en las olimpiadas.

Lo más parecido fue la competición de lanchas a motor en Londres 1908 y de eso a esta parte ya ha llovido… Todo viene provocado por una ‘prohibición’ que aparece reflejada en la Carta Olímpica, donde se asegura que: “los deportes, disciplinas o eventos en los que el rendimiento dependa esencialmente de propulsión mecánica no son aceptables”. Una pena o más bien una pu**da para los amantes del mundo del motor, pero por eso desde Top Gear queremos proponer al COI o al organismo oportuno, cinco disciplinas con coches que deberían ser olímpicas.

Lo que más nos gusta a nosotros de los Juegos Olímpicos no es un deporte

Por aquel entonces, fueron exactamente 16 pruebas las disputadas: 14 de coches y dos de motociclismo. Fueron de exhibición y, aunque tuvieron éxito en participación y seguimiento, no se convenció a los miembros del COI.

La prueba estrella de los coches fue una especie de rally que se dividió en tres etapas y que cubría el trayecto París-Toulousse-París con una distancia total de 1.347 kilómetros. Participaron 78 vehículos de los que solo 18 llegaron a meta. El ganador fue Alfred Velghe que al volante de un Mors, se impuso con un tiempo de 20 horas, 50 minutos y nueve segundos.

En la categoría de coches pequeños, el campeón fue Louis Renault, fundador de la marca francesa del mismo nombre junto a su hermano Marcel. El industrial galo venció como no podía ser de otra manera con un vehículo patentado por su marca invirtiendo un tiempo de 34 horas.

La competición de motos por su parte consistió en un evento de cuatro días en el que los 13 participantes debían dar 70 vueltas diarias a un circuito en el Lago Daumesnil, cerca de Vincennes. Los ganadores fueron los hermanos Werner, Eugene y Michel, quienes como periodistas de profesión fueron los primeros en usar el término ‘motocicleta’ en 1897.

Desde entonces no se ha visto nada similar, así que por eso tienes en la galería de imágenes de arriba, las 5 disciplinas con coches que deberían ser olímpicas. Seguro que tú puedes proponer alguna más, así que habla o calla para siempre en nuestras redes sociales.

Lecturas recomendadas